sábado, diciembre 03, 2011

Sentir la naturaleza como algo nuestro

Como muchos sabréis, el 28 de noviembre arrancaba con escasas expectativas de éxito la Cumbre sobre el Clima en Durban (Suráfrica), la cual durará dos semanas y cuenta con 195 países participantes, dicen que dispuestos a alcanzar un acuerdo global de reducción de emisiones de CO2. A pesar de las últimas declaraciones de Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), en las que asegura que se ha avanzado mucho para renovar el Protocolo de Kioto, las protestas de diversos grupos ecologistas se repiten en el exterior del recinto en el que se desarrolla.

Leyendo sobre el tema he recordado el artículo que hace tan sólo unos días publicaba un periódico sobre los picos de Urbión. Esta no es sólo la mayor masa boscosa de España, sino que además cuenta con el honor de haber sido propuesta como candidato a Reserva de la Biosfera.

Según detallaba el autor de la noticia, Miguel Angel Criado, el bosque más grande de España está constituido por 100.000 hectáreas repartidas entre 35 municipios en los que pueden observarse diferentes clases de pinos (silvestre, resinero...) además de sabinas, hayas o robles. Curiosamente no son estos datos los que hacen de él un lugar catalogado como modélico. Al menos no tanto como el hecho de no haber sufrido un solo incendio en los últimos 100 años gracias únicamente al esfuerzo de los habitantes de Tierra de Pinares (ubicado entre Burgos y Soria).

En contra de lo que muchos pudieran llegar a pensar, la elevadísima implicación de sus vecinos no les ha impedido extraer un recurso tan valioso como es la madera. Es más, este proceso se lleva a cabo incluso de forma industrializada. Sin embargo, para que la actividad de la empresa presente en la zona sea sostenible y nada depredadora, ésta ha de cumplir con un regulado sistema en el que se ven involucradas las distintas administraciones del lugar, las asociaciones de vecinos, organizaciones ecologistas, cajas de ahorros, industria y todo el que tenga un interés en el bosque.

Quizás la clave del asunto resida precisamente en algo tan sencillo como que todos los que viven en él, junto a él o de él, además de aprovechar sus frutos sin tener por ello que poner en peligro su futuro, sepan valorar de manera muy positiva el beneficio que este espacio natural les reporta. En definitiva, en considerar como algo propio aquello que nos da tanto y que, por ello, no sólo merece ser explotado, sino también cuidado, respetado y, sobre todo, defendido.

Desearía con todas mis fuerzas que este caso sirviera como ejemplo porque, aunque soy la primera en destacar la importancia de alzar la voz en contra de la gestión que la mayor parte de los gobiernos (especialmente los más ricos) están haciendo tanto de la crisis climática como de los recursos, considero que no debemos quedarnos únicamente aquí. Si realmente queremos que los recursos con los que contamos se aprovechen teniendo en cuenta sus limitaciones, que los innumerables espacios naturales que posee el planeta sigan existiendo o que miles de especies en peligro dejen de estarlo, los propios habitantes del mundo deberíamos ir un pasito más allá e implicarnos en su cuidado y gestión.

Estoy segura de que si todos nos ocupáramos únicamente de lo que más cerca nos queda el planeta Tierra sería, sin duda, un lugar mucho más... habitable.

8 comentarios:

Mr Blogger dijo...

El problema en estos casos no es que no se pueda vivir cómodamente de manera sostenible, sino que siempre hay un listo al que se le ocurre que es más fácil y rápido dar un pelotazo, y lo que es peor, convence a otros. Algo de lo que podrían vivir poblaciones enteras se convierte en el enriquecimiento de unos pocos y su explotación hasta la expoliación total y la pérdida de valiosos recursos.

Perséfone dijo...

Mr Blogger: ¡Qué bien lo has descrito! Es precisamente eso lo que trato de "criticar" aquí: que unos se enriquecen y destruyen el planeta, mientras que el resto lo acepta. En parte es renunciar a aquello que nos pertenece a todos y no sólo a las grandes multinacionales.

Saludos.

Sorokin dijo...

Hola Perséfone. Me ha gustado tu blog. Me voy a hacer seguidor.

Saludos

juan antonio dijo...

Desde luego los 35 municipios que están en la zona que comprende los Picos de Urbión, están demostrando una gran madurez. Se tienen que cuidar mucho y tocar MADERA, porque normalmente hay politiquillos que les encanta hacer campos de golf y que mejor excusa que provocando fuego a unas cuantas hectareas. Lástima que a nivel mundial, países como EEUU y China, no tomen ejemplo de esto y encima países como Japón o Rusia hagan declaraciones de que como los países anteriormente citados incumplen el Tratado de Kioto que ellos tampoco los cumplirán.
Por otra parte el Tratado de Kioto es una gran farsa en la que solo sirve para reuniones carísimas en las que parece que se lo pasan muy bien, en las que no llegan a ningún acuerdo y en las que quedan para nuevas fechas en las que se repetirá lo mismo.
Perséfone hija mía ¡¡Qué mundo!!
Un abrazo.

Helena Madox dijo...

He llegado hasta aquí por tu comentario en mi blog. Merecía la pena. Si no te importa, lo añadiré en la lista de mis recomendaciones.

Un saludo.

Lauryna dijo...

Estoy de acuerdo contigo, no puedo añadir nada mas.

Viste que de cosas chulas pa decorar, estas navidades me animare copn mas cositas.
un besito

Miguel dijo...

Si no cuidamos lo que tenemos, lo lamentaremos en un futuro. Claro, que hay gente que nada quiere saber del futuro, viven en el presente. Y ya está. Aquello del pan para hoy (para mí, añado) y hambre para mañana, vamos.

Perséfone dijo...

Sorokin: Gracias por evolverme la visita. Me alegra que te haya gustado e blog.

juan antonio: ¡Qué razón tienes, compañero! Este mundo es una auténtica locura. Pero no pasa nada. Al paso que vamos, no va a durar demasiado.

Helena Madox: ¿Como iba a importarme? ¡Al contrario! Me alegra enormemente que te haya merecido la pena el paseo. Seguro que volveremos a cruzarnos por aquí o por allá.

Lauryna: Me tranquiliza mucho saber que no soy la única que tiene una opinión así ¡Gracias por pasar!

¡Ah! Y cuando te animes con más cosillas no te olvides de enseñárnoslas también ¿Eh? Los materiales nuevos y lo que hagas con ellos.

Miguel: Es cierto lo que dices. Lo peor es que mucha gente de ese tipo ha traido niños a un mundo cuyos destrozos heredarán, ¿ni ellos les importa? Es muy triste...

Muchísimas gracias a todos por pasar y plasmar vuestra huella. Os dejo abrazos para todos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails