jueves, agosto 26, 2010

3 meses en el infierno

Creo que el descubrimiento de que, después de 20 días, los 33 mineros atrapados bajo tierra en el norte de Chile se encontraban con vida y, más sorprendente aún, en buen estado de salud, es una de las noticias que, como a muchos, más me ha impactado últimamente.

Ahora queda lo más difícil: sacarles de lo más profundo del útero de la Madre Tierra.


Estos valientes aún no saben que deberán permanecer muchísimo tiempo allí abajo hasta poder ser rescatados (entre 3 y 4 meses), pero afortunadamente esa sonda que sirvió para establecer un primer contacto, ha pasado a convertirse en un auténtico cordón umbilical que no sólo permitirá mantenerles con vida sino que también ayudara a mejorar al máximo las condiciones de vida en que se encuentran, con mensajes de sus familiares incluidos que, sin duda, les inyectarán mucho ánimo y ganas de salir adelante:



No puedo evitar seguir su historia esperando, por supuesto, que se produzca cuanto antes el mejor final posible. Pero tampoco puedo parar de imaginar cómo debe ser vivir bajo esas circunstancias tan extremas. Y es que, bajo 688 metros de tierra y rocas y con cerca de 36 grados de calor, aquello debe ser lo más parecido que existe al infierno.

Tan sólo deseo que, una vez termine todo esto, la experiencia sirva, además de para crear un jugosísimo guión cinematográfico (que ya se estarán dando de leches para registrarlo), para que no tengamos que volver a leer historias similares. Y menos a causa de algo que se nos hace, por desgracia, demasiado frecuente: el ahorro de costes en seguridad.

Mi más sincero ánimo tanto para los protagonistas como para sus seres queridos que no han querido apartarse ni un segundo de la zona.

14 comentarios:

Ikana dijo...

Tengo muchas esperanzas en que consigan sacarlos de allí. Los mineros siempre me parecieron gente valiente e intrépida.

Cruzo los dedos para que todo salga bien.

Besos gélidos

Mr Blogger dijo...

La presión psicológica a la que estuvieron y a la que se verán sometidos es muy grande. Ahora al menos con comunicación con el exterior la cosa será algo distinta, pero no me creo poder imaginar como han sido estos primeros 20 días. Esperemos que salgan todos lo mejor posible y lo antes posible.

La Vero dijo...

Es extraordinario que sigan allí, pero cada vez que veo las noticias o leo algo sobre ello veo como ese pequeño bunquer es una bomba demasiado inestable. En el momento que suceda algo puede provacar una reacción en cadena con las correspondientes consecuencias que estamos pensando todos...

Espero que todo salga bien, que tengan suerte, animo, y se den prisa.

Miguel dijo...

Espero que todo acabe bien. De momento las noticias son buenas, pero, eso de esperar aún tres meses...
En fin, espero y deseo que tengan fuerzas para aguantar.

Besos.

Pete Vicetown dijo...

En Chuqicamata, una enorme mina a cielo abierto en Calama, pude comprobar la extraordinaria pasta de la que están hechos los mineros del norte de Chile.

Estoy convencido que todo saldrá bien.

Mucho ánimo para ellos y un beso para tí.

Pete Vicetown.

Marinel dijo...

Como dices tú,debe ser terrible vivir un período de tiempo tan largo en esas duras condiciones,aunque supongo que la fortaleza del ser humano reside en la ilusión.
Y la de seguir vivos y volver a ver a sus familias,la luz del día,etc,etc,etc,debe ser tan grande que lo soportarán todo.
Yo sigo el caso con verdadero interés, esperando tenga un final feliz.
No se puede escatimar cuando se trata de personas.
Besos.

EldeMonteAlto dijo...

Tengo una horrible sospecha en este asunto: si allí abajo hubiese petróleo, oro o algo que tuviese un gran valor... material, no tardarían ni 3 semanas en bajar.
A lo mejor soy mal pensado en exceso, pero no puedo evitarlo... En todo caso, espero que todo acabe bien.
¡Un abrazo!

Zueñito dijo...

Al menos tienen alimento y agua... pobrecillos.
Por cierto, me pasaba para decir que..... he vueltooooo!!!!
Saludos!

Y yo con estos pelos dijo...

Al igual que todos sólo espero que este asunto acabe lo antes posible y con todos sanos pero como bien dices es demasiado tiempo y en unas condiciones muy dificiles... mientras tanto habrá que esperar.

Te dejo la nueva dire de mi blog. Un besito

http://yyoconestospeloss.blogspot.com/

Ralph dijo...

Yo creo que este es un caso muy parecido al de la plataforma petrolífera, el hombre crea grandes infraestructuras y termina por rutina olvidándose que tienen sus puntos débiles, se baja la guardia y terminan sucediendo desgracias de este tipo. Escapes a grandes profundidades que no sabemos taponar, rescates imposibles a cientos de metros bajo la superficie, cosas que nunca se imaginaron que pudieran suceder y para las que hay que improvisar soluciones. Saludos.

lola dijo...

Hola Perséfone, ojalá que esa misma suerte hubieran corrido mis compatriotas que se tuvieron un percance en una mina en el norte de México, "Mina Pasta de Conchos", pues el gobierno no hizo el menor de los esfuerzos por salvarlos, murieron en las profundidades de la mina 65 mineros un 19 de febrero de 2006, pero además las condiciones de la mina eran como aquellas del siglo XIX, es maravilloso saber que allá si están esforzándose por sacarlos con vida.Abrazos.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Bueno, viste que sí, salieron como héroes, ahora a ver cómo digieren el "peso" del éxito, algunos imagino que a su pesar.

María dijo...

Feliz nochebuena mágica llena de amor, paz y felicidad.

Un beso.

gatta rosa dijo...

Yo personalmente me habría vuelto loca allí dentro...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails