martes, abril 27, 2010

Lo siento, pero no me da pena

Leo en los periódicos que José Tomás, recién salido de la Unidad de Cuidados Intensivos, se va recuperando después de haber sufrido una cornada que a punto estuvo de sesgarle la vida junto a tres de los vasos sanguíneos más importantes de su cuerpo.

En ese justo instante recuerdo a un locutor de radio del fin de semana adelantando el parte médico del popular torero y montando en cólera ante los mensajes que recibía constantemente preguntando, no sin cierta sorna, cómo se encontraba Navegante (el animal).

Ni si quiera ahora, días después de lo sucedido, puedo evitar indignarme ante las palabras de aquel y esa defensa a ultranza de lo que supongo será una de las mayores pasiones de su vida. Una defensa que básicamente consiste en atacar a todo aquello que difiere de su pensamiento.

Aunque no seré yo nadie capaz de desearle la muerte a una persona ni tampoco de alegrarme ante un hecho así, creo que nadie nos puede obligar a respetar algo que consideramos más típico del medievo que de los tiempos que corren actualmente, ni mucho menos a sentir ningún tipo de lástima por una persona cuya 'actividad laboral' es la de jugarse constantemente la vida de forma un tanto temeraria (y el sueldo le va en ello, por cierto).

Y es que, muy lejos de provocarme admiración por esos señores ridículamente vestidos con trajes de luces, situaciones como esta me hacen declararme más antitaurina que nunca porque...

"El arte de torear consiste en convertir en veinte minutos a un bello animal en una albóndiga sangrante ante un público alborozado".
(Manuel Vicent)

¡Basta ya de tradiciones absurdas!
Basta ya de hacer daño de forma gratuita y de correr riesgos innecesarios.

12 comentarios:

Isabel dijo...

A mi tampoco me dá pena, no le deseo la muerte a nadie, pero el se dedica a matar, y logicamente, algún dia, puede que el animal se defienda y lo mate.
Un beso

Cloe dijo...

Pienso lo mismo. Me dan más pena los toros.

Besos!

Mariajo dijo...

Esto no es cuestión de dar pena... basta ya de espectáculos anticuados y crueles comparables al circo romano, hechos para que el pueblo se distraiga mientras otros se forran...por favor, que estamos en el 2010, ya no hace falta demostrar que el hombre puede matar a una bestia (por cierto, los más bestias somos los humanos) Amo a los animales, no puedo ver como sufren en vano.

Frabisa dijo...

A mí no me gustan los toros, ni por educación, ni por tradición, ni como espectáculo. Si por mí fuera, desaparecerían las corridas ahora mismo.

Otra cosa es que sin apenas saber quien es ese torero, me conduela de que haya resultado herido, nunca olvido que uno es un ser humano y el otro, una animal.

un beso

Miguelo dijo...

pues a mi un poco si.

AdR dijo...

En el tema del toreo la polémica está más que servida. Si lo miro desde el punto de vista que dices, no da pena el torero, porque sabe de sobra a lo que se expone, y eso no es desearle ningún mal, claro (aunque le deseo su total recuperación).

Hay personas que mueren en guerras (y este es un tema que no tiene nada que ver) que no han elegido (eso sí que da bastante pena), ellos eligen ser toreros y saben que pueden morir en unos segundos.

Aparte de eso soy de la opinión de que esta "fiesta", a mi juicio, debería suprimirse.

Besos.

Miguel dijo...

El tema de los toros es un tema peliagudo. Un tema sin solución. Yo he leído y escuchado opiniones reputadas de ambos bandos y no me han convencido ni unos ni otros. Así que no sé de qué parte ponerme. Pero cuando ocurre una tragedia humana, sí que sé de qué parte ponerme. ¡Hasta aquí podríamos llegar!

Un beso.

sonia7386 dijo...

A mi los toros en sí no me gustan, el ambiente de la plaza antes de las corridas y tal si que mola de cuando iba de pequeñ, las peñas turnándose para tocar etc, mola, pero los toros en si me la traen al pairo.

Y más me la trae al pairo el tío este, es que parece que es gafe y hasta que no le mate un toro no parará que de verdad, que el tío se pasa más tiempo sin torear por una cogida que toreando, es que no pa que arriesga tanto no lo entiendo!!! Un besiiito

Antonio_vzla dijo...

nunca me ha gustado esto de los toros, me parece un acto muy cruel, ojala que se recupere pero que qprenda una leccion...
saludos

La Gata Coqueta dijo...

Con suave coqueteo
pido el consentimiento

me acerco
y te rozo la mejilla con un beso

para ir despidiendo
el fin de semana en silencio

dejando y hallando
sueños de pétalos dorados

mientras paseando
las ilusiones de la mano
van jugando.

María del Carmen

Chuspi dijo...

A mí ninguna PENA ya lo sabes...qué se joda y qué al menos le duela ( o muchísimo más incluso )lo qué tanto le ha dolido al anima las puñaladas que entre ovaciones él le metió !!!

Qué verguenza de país y puta fiesta sanguinaria joder!! Esto no acabará nunca, me cagontóyáaa!!

Besos !

EldeMonteAlto dijo...

Pues no, no me da ninguna pena el tal Tomás. Y pensar que le pagan lo que le pagan por matar animales... Aunque la culpa no es de los toreros, creo yo. Conozco a un tipo que lo primero que hace todos los años es retirar un abono a no sé qué plaza (creo que la de Las Ventas) y ponerse al día con sus cuotas de Greenpeace. No es broma: imagino que, inconscientemente, cree que una cosa compensa la otra. Así que los responsables no son de los toreros, que sólo se aprovechan del sistema... y de la habilidad con la que nacieron. Que no es otra que la de ser toreros.
¡Un saludo!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails