sábado, mayo 17, 2008

Entre terremotos y ciclones

Ha sido una semana nefasta.

El pasado lunes un trágico terremoto sacudía China dando como resultado más de 21.500 muertes, aunque el gobierno admitió que esta cifra ascenderá a 50.000 casi con total seguridad.

Días antes, el ciclon Nargis arrasaba Birmania. Las cifras oficiales elevan hasta 78.000 el número de fallecidos, a pesar de que las anunciadas por otro tipo de medios alcanzaban los 128.000. La ONU lo dejaba en 100.000.

Por si no fuera suficiente con esto y con la incomprensible actitud de las fuerzas del país que han dificultado hasta el extremo la llegada de cualquier tipo de ayuda humanitaria (una no puede evitar preguntarse cómo será lo que tienen allí armado), la región devastada debe enfrentarse ahora a las fuertes lluvias torrenciales que están entorpeciendo aún más las tareas de socorro.

En momentos como este es cuando recuerdo aquella frase de Gabriel García Marquez que decía que "El día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo".


¿No dicen que es tan sabia?

Parece mentira que sea la propia naturaleza la que se lo pone más difícil a gente que ya de por sí lo tiene tan jodido. Parece mentira también que detrás de todas esas cifras que recibimos en forma de simples estadísticas realmente se escondan un montón de almas perdidas.

No logro asimilarlo, de verdad que no...

99
.500 muertes, las que son seguras hasta ahora, son demasiadas.

14 comentarios:

Marlboro-Man dijo...

Es cierto, es terrible lo que pasa en China y en Birmania.

Lo peor en estas desgracias es que la logística no suele funcionar para darle la ayuda necesaria a los damnificados.

Sin ir muy lejos, en el 2005 el Huracán Katrina afectó el sudeste de EE.UU. y también hubo problemas para distribuir la ayuda...
¡En EE.UU, un país del primer mundo!
¿Los principales afectados? La población negra.

Eso si, cuando hubo incendios forestales en California, la ayuda llegó con mayor celeridad y eficacia.
O no se tuvo en cuenta de la misma forma a la población negra (y más humilde) que a los californianos, o Schwarzenegger envió Terminators del futuro a socorrer a la población que vivía cerca del fuego.

¡Besos!

Mr Blogger dijo...

Logísticamente no es lo mismo llevar ayuda a un sitio incendiado que a un lugar inundado, es normal que en el primer caso se pueda actuar mucho más rápido (al fin y al cabo, el fuego destruye masa forestal y casas, pero (al menos no directamente) no destruye las vías de comunicación, lo que facilita la evacuación y el hacer llegar los diferentes medios a cada sitio.

Por otra parte, china es un país que sufre una gran superpoblación, y que desde hace tiempo utiliza medidas drásticas para porder ocntrolarla... pese a quien le pese, segurmanete su gobierno hasta se alegraría de estas cosas si no perdiera millones en infraestructuras y reconstrucción (no olvidemos que rechaza la ayuda de terceros para hacer frente al desastre humanitario pero acepta dinero para la posterior reconstrucción, todo un ejemplo de hipocresía).

Emilio dijo...

Ya nadie habla de la antorcha y el Tíbet. Ahora el régimen chino es bueno por comparación con la Junta militar birmana; los chinos transparentes, los birmanos ocultistas. La simplificación de los mensajes que hacen los medios de comunicación es lamentable.

Por cierto, no es por frivolizar, pero el miércoles pasado tuvimos un terremoto por aquí también, de magnitud 3,2. Yo ni lo noté.

loki vinodelfin dijo...

Esto de acuerdo contigo..¿Sabes algo que me da pena? Que el tratamiento en muchos países son siempre.."habrá algún español entre los damnificados?" Qué triste reducir las informaciones en algo tan vergonzoso como eso. Cuando se pierde una vida (por cierto, se pierden 3.000 vidas de niños al día por hambre en África, por ejemplo) es importantísimo.

Pero parece que muchos no se quieren dar cuenta.

Besos de loki vinodelfin.

Raúl Perelló dijo...

A mí me da la risa cuando dicen que la Naturaleza es sabia.

Hay otros mundos, pero todos dependen del Fondo Monetario Internacional.

Saludos varios.

miminette dijo...

Realmente es una situación funesta, casi apocalíptica e irrisoriamente desigual. Espero que el universo llegue a equilibrarse alguna vez... En realidad, no creo :/



Saludos!

Mr Blogger dijo...

Emilio, terremoto de 3.5 con epicentro a cientos o miles de metros en algún punto en la profundidad del mar. Si hubiese sido en algún punto de la isla de tenerife si te habrías enterado.

Raúl, la naturaleza es sabia (el hecho de que vaya a su bola sabiendo que el resto se adaptará a cada uno de sus cambios si quiere sobrevivir no la hace menos sabia). El hombre construye donde no debe.

Raúl Perelló dijo...

No estoy de acuerdo, la Naturaleza no es sabia. Si lo fuese, los terremotos y tifones no serían en el sur de Asia, sino en la Casa Blanca o en la Zarzuela.

Emma dijo...

Es un horror pensar en todas las vidas que se perdieron.
Leer este post me hizo acordar de "Una verdad incómoda". En esa película muestan la tragedia (injusta) de las desastrozas decisiones relativas al medio ambiente, que en su mayoría se toman y ejecutan en los países industrializados, y que terminan deviniendo en esta clase de desastres naturales, que generalmente (y lamentablemente) afectan a las regiones más pobres, que no tienen nada que ver.

Buen post.
Saludos!

Neutrino dijo...

Desgraciadamente hay zonas de nuestro planeta muy inestables, terremotos, ciclones, etc.. si ademas esas zonas estan densamente pobladas la catastrofe esta asegurada.
Un saludo

Luna Carmesi dijo...

y por aqui casi hablamos mas de la resolucion judicial de la hermana de la Letizia...

Mamen dijo...

Qué fuerte lo de China. A mí se me encoge el corazón cada vez que veo gente debajo de los escombros. Jo qué horror, qué horror.

Ralph dijo...

Es cierto que es terrible toda esta serie de desastres naturales, que encima se ceban con las zonas más pobres, muchos de estos desastres si sucedieran en otros paises más ricos no pasarían de ser una noticia más en vez de una verdadera desgracia. Pero date cuenta qué sería de la tierra si no hubiera guerras, catástrofes y demás desastres naturales, quizá ya no existiera, la superpoblación es una bomba de relojería y la muerte de unos pocos es lo único que alarga su agonía, ya sé que es duro porque se trata de seres humanos que no han hecho nada para merecerlo y que un día nos puede tocar a nosotros, pero la naturaleza es cruel y tiene sus propios mecanismos de selección.

Frabisa dijo...

Ver los informativos o leer la prensa cada día es acostumbrarse a las guerras, a las penurias, a las muertes sin sentido, a los niños sin techo, a los esclavos infantiles, a la existencia de pederastas, a asesinatos, a violencia gratuita, a hambruna constante...

Alguien se ha preguntado porqué en el terremoto de China se derrumbaron más de setenta colegios? ¿Quizás la construcción de estos edificios escolares no cumplía la normativa legal?

Este y no otro es el mundo en el que vivimos y que consentimos.

un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails