lunes, junio 11, 2012

Receta infalible

Dejar el coche aparcado en un camino de tierra y echar a andar para perderse entre el verdor de la Sierra hasta detenerse en aquel escondite, un lugar que pocas personas han pisado antes porque la ausencia de residuo alguno así te lo hace saber. Extender la toalla sobre la hierba, tenderse en silencio junto al ser amado y dejarse embriagar por el entorno.


Llegados a este punto, escuchar con atención el rumor de aquel río que, acompañado por un auténtico coro formado por mil especies de aves diferentes, parece empeñado en susurrarte una nana tan relajante que acabará por convertirse en  una irresistible invitación a los brazos de Morfeo.

Y ya está. No se necesita mucho más para ser feliz. 

Si acaso, un pinchito de tortilla a media tarde...


15 comentarios:

Manu dijo...

Estupendo plan, vamos para no volver a la contaminada ciudad en mucho tiempo.

silaro dijo...

hola,
el hombre necesita los grandes espacios abiertos y la naturaleza. La gran ciudad nos cambia para mal.
un saludo
Silaro

RGAlmazán dijo...

Suficiente. Muchos empeñados en creer que es el dinero lo que da felicidad, y resulta que esos momentos felices que vivimos nos lo dan las pequeñas (o grandes) cosas como ese plan que nos cuentas.
Un beso

Salud y República

Sorokin dijo...

Me encantaría poder hacer eso por aquí. Hay cien mil maravillosos y umbríos lugares perdidos entre los bosques de Walonia, pero ¡ay!, casi siempre llueve y hace frío. Y si no llueve, ha llovido el día anterior y la hierba está mojada...

Tropiezos y trapecios dijo...

Me has traslado a ese lugar y sí...que paz, que maravilla :) Espero que el fin del mundo nos pille a todos así :) Un abrazo inmenso preciosa!!! Me encanta la foto también!!!
Favole

albers dijo...

Bellísimas palabras Perséfone!! Y estoy de acuerdo contigo totalmente..!

Además, muchas gracias por pasarte por mi blog..

Un beso y gran abrazo para ti mujer!!

Loli dijo...

Bonita reflexión... la foto me ha hecho volar muy lejos durante unos instantes.El texto tb me ha dibujado una sonrisa... me ha traído algo optimismo.. porque tienes razón, no se necesita mucho para ser feliz.

Mos dijo...

Me apunto a ese plan, Perséfone. Eso sí, que no falte la tortilla y un poco de tinto de verano.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Miguel dijo...

Me apunto. "Beatus ille..."

Un beso.

Uve dijo...

Que bonito.

Cuando vivía en Madrid me encantaba irme al Retiro, me compraba una empanada de atún en una tienda al lado de casa, me cogía el metro, y al Retiro a pasar el mediodía-tarde... me gustaba ir incluso sola a leer :) eran mis planes de los sábados en lugar de salir por ahí jjaja. No se, a mí me encantaba porque respiraba paz

ion-laos dijo...

Guauuu!! Que ratito más estupendo!!! Me apunto a la de ya!

Besos!

sofya dijo...

Una foto refrescante y un mensaje esperanzador...Ciertamente tienes razón, que sencillez y que complicación la nuestra...Vivan las pequeñas cosas y los pequeños detalles!!!..
Un abrazo.

Emmanuel... dijo...

hola, me encanto tu blog!!!
es hermoso,
te sigo :)
saludos desde:
http://mi-mundo-flash.blogspot.com.ar/

Perséfone dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Me alegra que tanto la entrada como la imagen os hayan inspirado sentimientos positivos.

A los que pasáis por aquí por primera vez, bienvenidos.

Besos y abrazos para todos.

Mr Blogger dijo...

La gente que no encuentra la felicidad es porque no sabe apreciar las cosas más simples.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails