miércoles, noviembre 09, 2011

No nos lo creemos

Esta es la última joya que ha publicado determinado partido político en relación a las elecciones próximas: un vídeo en el que diversas personas explican a sus seres queridos (niños inclusive) que se han quedado sin trabajo.



Admito que, al reproducirlo, algo se me revuelto dentro de las tripas, aunque esto no ha sido por el hecho de verme reflejada en él al ser otra de tantas que, después de haber finalizado sus estudios, no encuentra un puesto de trabajo (ni digno ni indigno). Si se me pone mal cuerpo es porque, literalmente, me siento UTLIZADA.

Y es que, prácticamente, los parados nos hemos convertido en la única campaña electoral del 2011.

Ni sanidad, ni educación, ni pensiones, ni ecología, ni otras políticas sociales y/o económicas. Sólo el paro y los tres millones y medios de empleos que algunos
aspiran a sacar de debajo de las piedras (si salen elegidos en las urnas) forman los programas electorales de los principales partidos de nuestro país.

Dicen que está todo decidido ya; que se sabe quien va a salir presidente y que además lo hará con mayoría absolutísima. Lo acepto y me resigno, aunque no me guste.

Pero por favor, que dejen de una maldita vez de tomarnos a todos por tontos. Que dejen de prometer cosas imposibles y de jugar, no ya con los sentimientos, sino con la necesidad, la desesperación y la apatía de esos 4.360.926 de personas desempleadas.

Que no nos den a entender que el 21 de noviembre nos va a llover a todos del cielo el puestecito de trabajo que tanto ansiamos sencillamente porque NO NOS LO CREEMOS.

9 comentarios:

juan antonio dijo...

Qué manera de utilizar unas situaciones que también ellos han provocado, una gran parte de estos parados eran de la construcción y de su maldita burbuja inmobiliaria y en las comunidades que ellos gobiernan han entrado arrasando, lo primero que hacen es tomar posesión de los canales autonómicos de televisión para manipular la información y después llegan sus recortes y poco a poco van a privatizar nuestras instituciones. Adiós a nuestro estado de bienestar, porque según todas las encuestas va a ganar la banda del “Gurtel” y por mayoría.
Un abrazo Perséfone.

Lauryna dijo...

Hay que resignarse, yo acabe un FP el año pasado, y por no quedarme de brazos cruzados empeze la carrera, pero lo que a todos nos gustaria seria ejercer de lo que nos hemos formado...
Date un placer con las galletitas :) espero ver una foto aunque sea :)
Un beso!

Miguel dijo...

La verdad es que el punto flaco del gobierno parece ser el mundo de los parados. Y claro, ahí es donde duele, y ahí es donde hay que apurar la nota. Si es que la política es eso. Nada dicen de cómo lo lo van a soloucionar, simplemente se muestran como una alternativa. Pero yo te doy la razón. A los parados los han tomado como protagonistas de esta campaña electoral. Ojalá sirviera para algo.

Besos.

juan antonio dijo...

¡ahí! se me olvidaba, te he cogido la viñeta de franquesteín para mi artículo, espero que no te molestes.
Otro abrazo.

trija dijo...

Muy buenas, Perséfone:

Tienes un par de blogs muy buenos, me pasaré por ellos ;)

Gracias por honrar el mío con tu participación.

Un saludo.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Estoy con Juan Antonio, es muy fuerte que esto lo hayan provocado ellos y encima después lo utilicen...Lo peor es que hay gente que se lo cree...

HADALUNA dijo...

Disculpas por mi lapsus, por mi ausencia, por mis momentos en blanco.
Sigo por aquí aunque a ratos, a intervalos cortos, ya que a veces no hay mucho que decir.
De todos modos entro, leo, pienso, me voy...y vuelvo.

Besitos mágicos.

Mr Blogger dijo...

Los políticos de cierta calaña (que son los que dirigen los diversos partidos mayoritarios y algunos minoritarios en este país, por cierto) nunca se han parado a ser éticos o correctos en las campañas; más bien al contrario, tienden a ser todo lo viscerales posibles, a no dejar a nadie indiferente. Si hace falta recurrir a los métodos más bajos, se hace.

Helena Madox dijo...

El miedo, juegan con el miedo de las personas y nosotros nos vendemos pensando en la inmediatez de lo que necesitamos y de lo que deseamos. Pero nosotros no somos culpables por desear. Son ellos los culpables por su deleznable manipulación de nuestros deseos y del chantaje que nos proponen para conseguirlos. Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails