miércoles, julio 28, 2010

Un día para la historia

La prohibición de los toros en Cataluña es, sin duda alguna, la noticia del día, además de un hecho histórico. A partir de ahora, lo que toca capear en la Plaza Monumental de Barcelona es el temporal y no a un astado indefenso, atemorizado y medio moribundo:

Fuente: As.com
El Parlamento catalán ha aprobado con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones prohibir las corridas de toros en Cataluña a partir de 2012, en una votación en la cual no ha participado uno de los 135 diputados.
El Parlament ha dado luz verde así a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) avalada por 180.000 ciudadanos que pedía abolir las corridas de toros en esta comunidad, una prohibición que se aplicará a partir del 1 de enero de 2012 y que afectará a La Monumental de Barcelona, la única plaza en activo en Cataluña.

Respeto todos los puntos de vista, pero llegados a este punto, y con total sinceridad, tengo que decir que me da igual si la decisión se ha tomado realmente por motivos separatistas, a modo de represalia por la sentencia del Estatut o, como muchos esperaríamos, pensando en el morlaco. La realidad es que, directa o indirectamente, este último se va a ver beneficiado con la prohibición y eso es lo que a mí me importa.

Ahora sólo me queda esperar que,
tal y como Canarias hizo en su día (y a la que nadie acusó de pretender quebrar el país, por cierto), la región se convierta, independientemente de sus razones, en un ejemplo vivo de que el mundo ni se acaba ni se para por tomar decisiones así.

Y es que ya hace muchísimos años que dejamos atrás la época del Coliseo y los Gladiadores. Adaptémonos por tanto a los tiempos que vivimos dejando que nuestras costumbres vayan evolucionando de la mano de la sociedad y de nuestra propia conciencia.

12 comentarios:

Marinel dijo...

Mira,yo no soy amante de esta "fiesta" que me parece brutal y sumamente cruel para el animal.
Jamás he ido a una corrida de toros, ni creo que vaya a hacerlo nunca.
Que evolucionamos es cierto, pero que la libertad de expresión existe y debe ser un hecho fehaciente; también.
Con esto quiero decir, que hay que respetar a esas 180.000 personas y su deseo, pero ¿y el resto?
Ser libre es serlo en todas sus consecuencias, y cada cual ha de elegir ver,sentir y actuar a su libre albedrío...
Por mucho que nos pese y hasta cierto punto y con unas normas,siempre con unos requisitos en cualquier ámbito.
Repito:no me gustan los toros y me parecen una crueldad para el animal.
Pero tampoco me gusta cualquier atisbo dictatorial...
No te me enfades,¿eh?
Sólo quise darte mi sincero punto de vista.
Besos.

Perséfone dijo...

Marinel: ¿Cómo iba a enfadarme yo por que tú dieras tu opinión? ¡Estaría bueno! jejeje

Aunque si he de decirte que lo de la libertad de expresión es un tema complicado y que, a mí parecer, cohibir el derecho ajeno es algo de lo que pecan ambos 'bandos' (esto ya es casi como unaguerra), los primeros al prohibirla y los segundos al hacer que todos tengamos que vernos representandos por esta 'tradición' a la que llaman Fiesta Nacional (entre otras cosas). ¿Por qué ellos tampoco respetan que exista tanta gente que no se siente identificada con esto? ¿Por qué emplean el insulto directo para mostrar su desacuerdo?

En mi opinión, está claro que el tema no se ha tratado de la mejor manera posible. Hubiera bastante con plantearse una fiesta sin banderillas ni muerte para que el animal no sufriera, pero eso es algo que tampoco interesa a quienes promueven el negocio.

¿Y por qué no acudir a un referendum a nivel nacional en que se acate lo que diga el pueblo? Ahí si hablaría la mayoría y todos tendríamos derecho a expresarnos. Pero claro, ahí podríamos llevarnos un buen susto (igual que cuando hablamos de la monarquía).

También hubiera bastado con eliminar las excepciones de una ley de maltrato animal ya existente que, mientras que a unos los los castiga, a otros les permite lucrarse con el sufrimiento de un animal.

Vale que el tema es complicado y espinoso y que existen argumentos de peso tanto a favor como en contra, pero si de verdad se está a favor de la libertad y en contra de la prohibición por decreto ¿por qué no nos dejan hablar a todos en las urnas? :-(

Perdón por el ladrillo que te acabo de escribir jeje

Miazuldemar dijo...

Estoy contigo Perse. No entiendo que se dé libertad para torturar, no entiendo que nos den libertad de mirar para otro lado. Sencillamente no puedo mirar a otro lado y permitir éso. ¿Tan difícil es ver que es un acto cruel que no tiene razón de ser? La libertad del maltratador no debe existir cuando hay tortura, violencia, horror, sangre y regocijo en el sufrimiento de un ser vivo, que igualmente siente, se asusta, se alegra, sufre, como cualquier otro ser vivo, como los seres humanos por ejemplo. Éso no se puede permitir, y menos hacer de ello un espectáculo. Es indigno moralmente.

carlos63 dijo...

Pues me parece que es una medida algo panfletera, no entiendo que se deje fuera de la prohibición a els bous al carrer y al toro embolao y hasta ahora nadie me ha contestado a esto. ¿Esque hay toros de primera y de segunda? ¿O será el miedo a perder muchos votos?. Como siempre todo me parece una gran mentira de los politicuchos.

Saludos.

Perséfone dijo...

Miazuldemar: No creo que haga falta añadir nada. En estos temas solemos coincidir bastante.

carlos63: Tengo que darte la razón en cuanto al oportunismo y la hipocresía de determinados políticos. Sin embargo me gusta pensar que esto es tan sólo el primer paso hacia el fin de todo maltrato animal por puro divertimento (en otros temas ya no entro). Tanto unos como otros, dejemos que las cosas vayan paso a paso... y a ver como evoluciona el tema, que aún esta todo demasiado reciente.

Por cierto, bienvenido a mi blog y gracias por tu comentario.

Un abrazo enorme a ambos.

La Gata Coqueta dijo...

Sobre el hombro
llevo un pesado equipaje
tejido con los hilos de la fantasía
del color de las estrellas
que me han ido hipnotizado

su interior esta vestido
con el glamour
de las sedas carmesí
bordadas con las plumas
de la libertad del pensamiento

hoy me acerco
y en silencio te invito
a que te saluden
los trémulos lirios
de las altas colinas

ellos en mi nombre
y en el suyo propio
te felicitarán
el presente fin de semana
entre calurosos aplausos

y las densas pestañas
que con sublime
candor te miman,
se sentirán desvalidas
al recibir el suspiro del viento
como despedida.

María del Carmen

Perséfone dijo...

La Gata Coqueta: Muchísimas gracias por tu visita y ese regalo en forma de poema.

Nos leemos pronto.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Yo no soy taurino. No me gustan los toros. Ni los de la plaza ni los de la calle. En mi tierra hay verdadera pasión por los "bous de carrer", y a mí no me gustan. Pero de ahí a prohibirlos... El problema de si el toro sufre o no es un problema similar a pensar si el pollo o el cerdo sufre o no antes de servirlo a la mesa. En el caso este que nos ocupa, el de Cataluña, no le demos más vueltas, es la españolidad de la fiesta de los toros lo que ha movido a prohibirlos, porque si fueran tan sensibles con el sufrimiento animal, tambiém prohibirían la caza, o la pesca...

Un beso.

Miguelo dijo...

no me gustan los toros. pero esta decision la veo politizada por nacionalismos

La Gata Coqueta dijo...

Paso a saludarte y a la vez a despedirme porque voy estar descansando en principio todo el mes de agosto.

Solamente va a permanecer en activo Mis caricias del alma, para no dejar todos los blogs privados del roce de los amig@s. En el momento que alguien deje su sello, lo saludaré gratamente complacida desde la distancia.

A mi regreso volveré a reencontrarme contigo haciendo acto de presencia, para seguir cultivando la fuente que nutre nuestra amistad a través del dialogo, cambiando impresiones al calor de la tolerancia, y en buena armonía como hasta estos momentos.

Felicitaciones para todos aquellos que ya han disfrutado de sus vacaciones, como para quienes las están viviendo en estos días y han tenido la delicada atención de pasar a visitarme.

Un cálido y afectuoso abrazo acompañado de una rosa blanca para ti amig@, por cada uno de los días que me encuentre ausente, ya que te llevo presente en el interior de uno de los archivo de mi corazón.

María del Carmen

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.


saludos y un abrazo.

Marinel dijo...

Perséfone,que me había olvidado del candente tema de actualidad que expones y solté mi diatriba y me largué sin más.

Entiendo que tienes razón en muchos aspectos y además,creo que es historia eso de que nos representa el traje de faralaes y la fiesta brava.
Aunque lo ha sido durante años y años,creo que se van abriendo horizontes.

De todas formas, si lo pienso,hasta yo creo que habría que matizar muchísimo más con eso que te digo de la libertad de expresión,porque...
¿Dónde están los límites si los hay?
¿En qué se basan para ponerlos,repito:si los hay?
¿A qué y en qué medida se les pone?

Creo que siempre hay intereses creados de por medio, que lamentablemente la tortura de un animal, es un negocio rentable para muchos y eso nos sitúa al resto en el conjunto de seres bárbaros,que es seguramente como se nos verá fuera de nuestras fronteras aún,con esta tradición,fiesta o lo que sea.

Un referendum estaría bien,pero claro...hay tantas cosas que habría que referendar (que no sé si está bien dicho,por cierto)que nos pasaríamos la vida votando.

Aunque a lo mejor es lo que toca,¿no?

En fin...
Muy ameno y entretenido a resultado tu post,¿eh?
Espero no molestar o herir a nadie con mis opiniones.

Besos,guapa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails