martes, abril 06, 2010

Y después de las vacaciones...

Cuando a ciertas obligaciones tienes que sumarle la mala suerte de trabajar en algo relacionado con el comercio, tal y como le sucede al nene, raras serán las veces en que el horario de apertura (en el que los sábados se curra tanto o más que cualquier otro día) te permita aprovechar un puente al máximo. Por eso debes buscar todas las alternativas posibles para disfrutar los días de vacaciones como se merecen.

En nuestro caso nos escapamos de la ciudad una semana antes de que llegaran las fiestas, lo que no sólo nos ayudó a desconectar y descansar, sino que también nos permitió disfrutar de aquellas montañas heladas, con sus picos elegantemente adornados por el blanco reluciente de la nieve...

La verdad es que el resto de la Semana Santa ha sido fantástico: a la tranquilidad de no tener nada que hacer se le ha sumado alguna que otra excursión al campo y la gratificante sensación de tener todo el tiempo del mundo para compartirlo con la personita que más quieres en este mundo (y encima a solas).

Y es que no hace falta viajar un porrón de kilómetros para que un día, un puente, una semana o unas vacaciones sean especiales.

Lo peor es lo que viene ahora porque, si tal y como dicen algunos, detrás de la tempestad viene la calma, después de las vacaciones irremediablemente llegan cogidas de la mano la tortuosa rutina y la depre o morriña...

3 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Cierto es, que si uno esta feliz y contento disfrutando del entorno en el cual te hallas con la persona adecuada, no hace falta irse al fin del mundo, se puede alcanzar en cuelquier sitio que rompa con la monotonia diaria, algo con lo que siempre he estado de acuerdo.

Volver una vez que se difruta de no tener horarios se hace un poco cuesta arriba, pero eso sólo es la primer semana.

Un abrazo

Marí

sonia7386 dijo...

Asi es, tal y como lo cuentas, a veces las personas pensamos que para pasarlo estupendamente y disfrutar y ser felices hay que hacer grandes cosas, sin darnos cuenta que las cosas pequeñitas pueden ser las mejores y mas inolvidables... Me alegro de que lo hayas pasado bien en semana santa, un besin

Mr Blogger dijo...

Sin un poquito de monotonía luego no sabrían tan bien estas escapaditas ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails