martes, marzo 30, 2010

¡Cómo son nuestras madres!

Seguro que muchos conoceis este texto gracias a la difusión que ha tenido por la red, pero quizás os guste leerlo de nuevo (y al resto por primera vez). A mí personalmente se me hace tan familiar que no puedo evitar acordarme de él cada vez que veo a mamá realizar su ritual nocturno, antes de acostarse...

Mamá y Papá estaban mirando la televisión cuando Mamá dijo "estoy cansada, es tarde, me voy a la cama".

Fue a la cocina a preparar los bocadillos para el día siguiente. Puso en remojo los recipientes de las palomitas, sacó la carne del congelador para la cena del día siguiente, controló si quedaban bastantes cereales, llenó el azucarero, puso las cucharitas y los cuencos del desayuno en la mesa y dejó preparada la cafetera.

Puso la ropa húmeda en la secadora, la ropa sucia en la lavadora, planchó una camisa y le cosió un botón, recogió los juguetes, puso a cargar el teléfono y guardó la guía telefónica. Regó las plantas, ató la bolsa de basura y tendió una toalla.

Bostezó, se desperezó y se fue al dormitorio. Se paró un momento para escribir una nota a la maestra, contó el dinero para la excursión y cogió un libro que estaba debajo de la silla. También firmó una felicitación para un amigo y escribió la dirección en el sobre, escribió una nota para el charcutero y lo colocó todo junto a su bolso.

A continuación se lavó la cara con las toallitas, se puso crema antiarrugas, se lavó los dientes y las uñas, mientras papá le decía "pensaba que te estabas yendo a la cama". "Voy de camino", dijo ella.

Entonces puso un poco de agua en el bebedero del perro y sacó el gato al balcón, cerró la puerta con llave y apagó la luz de la entrada, dio una ojeada a los niños, les apagó las luces y la televisión, recogió una camiseta, tiró los calcetines a la cesta de ropa y habló con uno de ellos que estaba todavía haciendo los deberes.

Ya en su habitación puso el despertador, preparó la ropa para el día siguiente, ordenó mínimamente el zapatero. y añadió tres cosas a las seis de la lista de las cosas urgentes,

Entonces papá apagó la televisión y anunció "me voy a la cama" y así lo hizo.


Afortunadamente, la escena es cada vez menos frecuente en nuestros días, gracias a la mayor concienciación de nuestros hombres en cuanto al reparto de tareas domésticas se refiere, pero desde luego no se puede negar que la gran mayoría de las madres de nuestra época se tienen de sobra ganado el cielo.

7 comentarios:

Inuit dijo...

Me parece un texto muy descriptivo, así es casi siempre.
Muchas gracias por tu sensibilidad.
Inuis

Miguel dijo...

Muy significativo este post. No te creas que esto es muy raro en nuestros días. Aún hay gente que piensa que las mujeres son todas unas superwomans y que son capaces de hacer todo (y que además es su obligación) Yo, por ejemplo, en mi casa, aun confesando que mi mujer es más activa que yo, tengo asignadas unas tareas que hacen que mi faena esté casi a la par que la suya.

Un beso.

sonia7386 dijo...

Pues no lo he recibido en ningun email pero me ha gustado mucho leerlo aqui en el blog, porque tiene muchisima razon, y porque cuando una madre dice "es la primera vez en el dia que me siento" tiene toda la razon de mundo por mucha gracia que nos haga a los demas!! bonito post! un besito

Ralph dijo...

Como dicen en los comentarios que me anteceden es una verdad como un templo, bonito post. Saludos.

Diego dijo...

Ojala bastara con eso para llegar al cielo... aunque si la escala fuera otra debo reconocer que seria asi.

Tambien sostengo que las tareas deben sr compartidas por los distintos miembros de la familia.

que estes muy bien, una sonrisa

Au revoir, Adios, bye... Adios

lola dijo...

Hola Perséfone, paso a saludarte y desearte que pases una Semana Santa sin contratiempos y con mucha paz. Lo de las actividades femeninas, no está alejado de la realidad actual, yo me identifico con ese texto, siempre soy la última en dormirme y la primera en despertar, y es precisamente por lo que narras pues en el camino a mi cama siempre se atraviesan cosas que levantar, basuritas y polvo que barrer, platos y vasos que lavar,etc. etc.
Un abrazo.

cabreada dijo...

Pues a mí me siguen pasando esas cosas que cuentas, no tantas pero se aproxima bastante a mi vida. Que depre me acaba de entrar, snif

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails