sábado, diciembre 12, 2009

Dando ejemplo

Creo que, ineludiblemente, una de las noticias de la semana ha sido esa multitudinaria reunión de las altas esferas de todo el mundo en Copenhague con la supuesta intención de salvar al planeta de la inminente amenaza que supone para nuestro mundo el cambio climático, ante un enorme escepticismo por parte de la sociedad.

Y la verdad, es que teniendo en cuenta ciertos detalles no me extraña que nadie les tome en serio, porque a las amenazas de boicot desde algunas partes del mundo, al eterno baile de acusaciones y reproches o los utópicos porcentajes de reducción de emisiones, se le suma un gesto (otro más) que para mí dice mucho de este tipo de eventos:

08/12/2009
Visto en Público.es

La cumbre de Copenhague emitirá tanto CO2 como Cádiz

Un total de 1.200 limusinas y 140 aviones privados han sido reservados ya en Copenhague para trasladar a las personalidades que visitarán la cumbre, según aseguraba ayer el diario británico The Daily Telegraph.

A la capital danesa acudirán 105 jefes de Estado, 20.000 delegados y 5.000 periodistas, además de celebridades como Leonardo di Caprio, Daryl Hannah o Bob Geldof, y dignatarios como el príncipe Carlos de Inglaterra y el arzobispo Desmond Tutu.

El periódico afirma que todo este movimiento de personalidades implica que la cumbre emitirá, en doce días, un total de 41.000 toneladas de CO2 equivalente. Esa cifra es similar a lo que emite una ciudad del tamaño de Cádiz en el mismo periodo.

¿Nos toman por tontos? ¿Estos son los que luego pretenden decirle a la sociedad cuando deben cerrar el grifo o que ahorren electricidad y viajen en transporte público? ¿Tanto les costaba viajar, por ejemplo, del hotel al lugar de la reunión en un autocar de esos de bajo consumo, aunque sólo fuera de cara a la galería?

A lo mejor todo se debe un simple error de percepción...


Eso por no hablar del dineral que se van a gastar en algo que de lo único que va a sacar en claro son unas medidas que nadie va a respetar y, eso sí, una nueva fecha para otra reunión que les sirva, básicamente, para alargar los plazos para poder ponerlas en marcha (o modificarlas).

Así nos va a la humanidad...

9 comentarios:

Miguel dijo...

Tienes razón. Es una contradicción cínica lo que se produce en estas cumbres. Yo no sé a quién queren engañar, lo que es a mí, no. Pero mientras haya gente que les ría las gracias...

Un abrazo.

Belén dijo...

Pero alguna vez los políticos hacen algo coherente?

Besicos

Asterina dijo...

Al ver las noticias sobre la cumbre lo pensaba...qué bien que un medio de comunicación publicase algo sobre eso. Ellos, que son los primeros que tienen que dar ejemplo...así nos va. Una pena.

AdR dijo...

Estoy de acuerdo con Belén, no son los políticos los que deberían unirse para hablar de esto. Habría que darles cierto "poder" a las asociaciones ecologistas, eso y dejarse de tantas reuniones rodeadas de pompa y "glamour".

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Los políticos hablan y después consideran que lo han hecho todo...
Un abrazo!

Ralph dijo...

Ves eso pasa por querer que entre todos tomen las decisiones cuando era el G-8 era más ecológico je je je. Saludos.

Ralph dijo...

Ahora más en serio, creo que para todas las medidas que quieren adoptar hace falta muuuuuuuuuuchoooooo dinero y voluntad política, por lo que creo que en la coyuntura actual los acuerdos van a ser muy difíciles de cumplir. Saludos.

Javier Gómez dijo...

Bueno no seamos pesimistas y vamos a pensar que igual sí que se toman este tema en serio y hacen algo. Besos

Mr Blogger dijo...

Es una pantomima, porque:
-los países menos contaminantes quieren que los contaminantes les compren cuotas y no pagar (invertir?) para que los paises contaminantes logren bajar sus emisiones
-los contaminantes ricos poder alargar lo más posible las fechas para no tener que poner pasta para reestructurar sus industrias y su modelo energético y seguir lucrándose todo lo posible
-los contaminantes pobres, que les dejen seguir contaminando para poder seguir con energías "baratas" y que los demás asuman los costes ecológicos de su desarrollo

Vamos, que todo es cuestión de pasta, lo de la ecología y el cambio climático es un segundo plano

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails