miércoles, noviembre 04, 2009

Felicidades, habitantes de Sésamo

Aún me acuerdo de aquellas tardes en las que, recién salida del colegio y con mi bocadillo de Nocilla en la mano, sentada en el suelo y frente al televisor me dejaba llevar por los habitantes del barrio más peculiar y didáctico: Barrio Sésamo.

Así, de la mano de Epi y Blas, la Rana Gustavo, Coco, Elmo, Tricky el 'Monstruo de las Galletas', Chema el panadero, Espinete o Don pimpón (entre otros) me divertía y aprendía sin darme apenas cuenta, como muchos otros niños de todo el mundo.


Parece mentira que ya hayan pasado 40 años desde que se creara este magnífico programa, después de 37 temporadas en antena, 4.135 episodios y millones y millones de pequeños corazones conquistados (entre ellos el mío).




La verdad es que no puedo dejar de alegrarme tanto del éxito cosechado como de que sea un programa que aún sigue dando guerra, ante el cada vez mayor desinterés de los más pequeños de la casa.

Una cosa esta clara: siempre lo recordaré con un cariño tremendo y una enorme nostalgia gracias a todos los buenos momentos que me regaló en su día.

13 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¡Amén! a lo que dices.
Barrio Sésamo y David el Gnomo siempre estarán en mi cabeza en la sección de buenos recuerdos ^_^

Laura dijo...

Ains, cuántos recuerdos. Me encantaban, y ahora les encanta a mis sobrinos.

Besos.

Miguel dijo...

Yo lo recuero de cuando mi hija era pequeña (a mí los primeros episodios de Barrio Sésamo me pillaron con poco más de veinte años) yo soy más de los Chiripitifláuticos. Pero tengo que reconocer que era un programa extraordinario para los peques.

Un abrazo.

Ralph dijo...

La verdad que a veces te pones a ver la programación infantil y da pena, mucha variedad pero mucho menos educativos que los de nuestra época. Saludos.

lola dijo...

Yo recuerdo que en México se llamaba Plaza Sésamo, y uno de los personajes que mas nos gustaban era uno que por acá le llamaban Abelardo, un monigote alto y un poco tonto pero muy divertido, bonitos recuerdos.

Saludos.

Belén dijo...

Yo no recuerdo a la gallina caponata, pero mis hermanos si...

Besicos

Miguelo dijo...

ohhhh que grandes q eran! con ellos nos educamos. y las generaciones de ahora con los tripiwinkis esos... asi les ira...

Mr Blogger dijo...

Siempre mantuvo un delicado equilibrio entre el tratar a los niños como bebés como hacen otras series tontas que dan por ahí y los contenidos más serios y adultos. Tratan a los niños como seres inteligentes y les educan y enseñan ante cosas y conceptos, dilemas morales y éticos etc, siempre desde un punto de vista muy pedagógico.

Mamen dijo...

Yo también!! Y eso que soy algo más mayorcita que tú pero por mi época ya rondaban por la tele. Yo me recuerdo merendando chocolate con pan, y viendo a Epi y Blas, jejeje.

Grcias por recordármelo!

Hollie A. Deschanel dijo...

Cuántos recuerdos con Espinete :)

Muás!

Perséfone dijo...

PrInCiPe AzUl DeStEñIdOz: Grande también el pequeño david. Y preciosas las lecciones que trataba de transmitirnos.

Laura: Me encanta saber que todavía hay pequeñajos a los que tienen encandilados.

Miguel: Para mí es uno de los mejores programas que ha dado la televisión (de todo lo que he visto, claro).

Ralph: Afortunadamente tenemos el gran aliado que es Internet para poder descargar todas esas series que veíamos de niños y guardarlas como oro en paño para cuando nos hagan falta.

lola: Me resultan realmente curioros los cambios en los nombres de los personajes de un país a otro. Me gustaría saber en que se basan para "traducirlos".

Belén: Yo tampoco llegué a conocerla, pero mamá siempre me hablaba de ella.

Miguelo: Los teletubbies no son tan malos como la gente piensa. Caemmos en el error de mirarlo todo desde la perspectiva del adulto.

Mr Blogger: No es que traten a los niños como bebés, es que están destinados directamente a la primera infancia. Deberíamos tener más en cuenta las edades a las que van dirigidos ciertos espacios televisivos (así como juegos, libros, películas, etc.).

Por ejemplo, los teletubbies están destinados a niños de 0 a 2 años. Te aseguro que su esquema tiene mucho sentido para estas edades.

Claro que si los vemos y los analizamos bajo nuestros criterios es normal que resulten tediosos e incomprensibles (lo raro sería que no fuese así). Otra cosa es que nos pongamos a buscar las dobles interpretaciones y las intenciones ocultas (que te aseguro que los niños de estas edades pasan por alto totalmente).

Me pasaría horas hablado de este tema jeje

Mamen ¡Oh! ¡Chocolate con pan! Hace siglos que no como eso para merendar... Ahora me han entrado ganas jajaja

Hollie A. Deschanel: Sí... Con Espinete y todos sus compañeros jejeje

Muchas gracias a todos por pasar y dejar vuestros comentarios. Espero que tengais un feliz fin de semana.

Un saludo.

Isabel dijo...

Yo me partía con Epi y Blas, y con el monstruo de las galletas, aunque yo era mas mayorcita, me comia el bocata, pero ya no me sentaba en el suelo, que se me quedaba el culo helao. Pero luego cuando llegó mi hija, si que me senté algún dia con ella en el suelo, y lo pasabamos en grande, y con la pantera rosa, ya ni te cuento, a mi se me saltaban las lágrimas de la risa. Un beso guapa

AdR dijo...

Era mi pan con manteca de cada tarde :) Memorable.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails