miércoles, julio 08, 2009

La peculiaridad germinada

Papá siempre fue un hombre bastante peculiar.

Pese a haber nacido y vivido toda su vida en una gran ciudad como Madrid, su gran ilusión fue la de marcharse a una granja en medio del campo y allí practicar el autoabastecimiento a base del cultivo de sus propias frutas y hortalizas, el cuidado alguna gallina y otros animales, el trueque con los vecinos, etc.

Diría que por culpa de una crisis que se ha cebado como nunca con la construcción ahora atraviesa una de las peores épocas de su vida; Y ya no es sólo por el hecho de llevar varios años sin trabajo, sino por no poder sacudirse de encima esa impotencia de aún queriendo hacer las cosas, no tener la más mínima oportunidad.

Foto hallada en Google Imágenes.

Creo que fue así, para el hastío de mi madre, como encontró en las plantas de la terraza una gran distracción. Y es que de un tiempo a esta parte le ha dado por ponerse a sembrar en pequeños macetos todo aquello que sea mínimanete aprovechable: guindillas, pimientos, tomates, patatas y hasta melones.

Según él, las flores son para llevarselas a los muertos. Y a falta de pan...

Entre todas las peculiaridades de las que hablaba, aparte de fabricar sus propios tiestos con todo lo que encuentra, podríamos incluir la manía que tiene de abonarlo utilizando para ello los recursos más inverosímiles (de ahí las constantes riñas de mamá) el último de los cuales consistía en mezclar la tierra de los tiestos con los restos de la tierra de la cobaya (con todos los residuos orgánicos que esta produce).

Sin embargo, lejos de ver que esta sustancia de fabricación casera ayudaba al crecimiento de aquello que tenía sembrado se encontró con un suceso de lo más curioso: a partir de la comida que se había caído en la jaula y se había mezclado con la tierra, nació lo siguiente:

¡Tres hermosos girasoles!

Aunque uno de ellos se secó antes de crecer, los otros dos si que llegaron a hacerlo lo suficiente como para dar una cantidad considerable de pipas que, por supuesto, ya ha tostado y salado, a pesar de que no hay quien se las coma por lo pequeñas que son.


Ahí no acaba la cosa, porque en otro tiesto puede verse una planta de maíz de la misma procedencia a partir de la cual ya empieza a creer una mazorca.

Lo que no haga este hombre…

21 comentarios:

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Y mi duda ahora es... ¿se lo hay que agradecer a tu padre o a la cobaya? Porque mirandolo bien, la cobaya tambien puso de su parte a su manera jeje.

Me encantan los girasoles, es mi flor favorita.

Y yo, por mi padre que también es un asiduo a sembrar cosas y cuidar de plantas, sé que a las plantas les viene bien los posos de café.
Asi que la próxima vez que pongas la cafetera, no vacíes el filtro en la basura, sino en un tiesto ^_^

ZARA dijo...

Sí, señor, todo un creador.
Enhoragüena.
Ah, yo también quiero llegar a fin de mes...
Me conoces, pero me he mudado huyendo de los seres humanos.
Ven a verme a mi casa nueva, me hará mucha ilu.
Un (b)eso

Mr Blogger dijo...

podría haberle dado por cosas peores tu. A mi me parece bien lo que hace. Y si las pipas de girasol no se las pueden comer ustedes, quizá alguna de sus mascotas no piense lo mismo :P

venga, arriba ese ánimoooooo!

Chuspi dijo...

Jeje pues mira tú las cosas qué pasan no?
A modo anecdótico yo tuve un hamster y lo soltaba cada noche por el baño para que se pasease agustito, pobre..
un día, sentada yo para hacer pis,no sé como me fijo y veo salir del bidé un manojo de flores, jajajaja!
El tío iba dejando por ahí el alpiste, y en contacto con la humedad nos germinó una planta en el agujero del bidé, jajaajja!

Por lo demás,estupendo hobby el de tu padre, ya ves que algo se aprovecha y esperemos que la situación laboral le dé un giro jo...este país va como el culo!
Interesantísimo que se mantenga entretenido..pues no hay nada peor que el tedio para la voladura de pinza.

Besos Perse!

Marta dijo...

Anda haríamos buenas migas tu padre y yo... a mi también me ha dado por plantar cosas comestibles en mis maceteros. De unos tomates sequé las pepitas y ahora ya tengo algunos brotes, veremos si sobreviven... también he plantado girasoles y salen enseguida, anque aún son pequeños, veremos si se hacen tan grandes y bonitos como los de tu padre.

Un abrazote y gracias por compartir esta experiencia con nosotros.

La Vero dijo...

Pues tiene que ser una sorpresa agradabale no?? que veas como crece un girasol en tu balcon y que además de pipas. Igual no te las puedes comer, pero a dado pipas.

Besos y abrazos

Marinel dijo...

Pues tienes un padre de lo más original,oyes.
Y fíjate qué cosas crecen de esa procedencia...
Aunque creo que las cobayas esas, comen pipas también,¿no?
Es que no tengo el gusto de tener ninguna,pero mi sobrina tiene hansters y creo que esa es una de sus comidas,aunque una vez descubrieron con horror, que dejar la jaula cerca de las cortinas era peligroso,ya que las puedes encontrar aireadas,jajaja
Lo de tu padre es gracioso, de verdad y lo siento por tu madre,pero es así.
En algo se ha de entretener el hombre,¿no?
Besos,guapa.

cuchillita dijo...

Tu padre me recuerda mucho al mio que es muy "apañao" como digo yo, jeje, es que tiene que ser muy triste querer currar y no encontrar, y es que esta es la triste realidad de media españa, por desgracia...pero animo que poco a poco de todo se sale, no hay mal que dure cien años..
Muchos besazos guapetona!

Mamen dijo...

Hey!! Pues qué buena sorpresa no??
;-)

esther220 dijo...

yo tambien quiero girasoles!!!!
crees que si planto los desechos de la ardilla lo conseguiré??
jajajajaj

Malvada Bruja del Norte dijo...

Me encanta la pintada que ilustra la primera imagen de tu texto...pero más aún la historia de la cobaya y los 3 girasoles...Tendríamos que volver a la época del trueque :-)

Isabel dijo...

Pues que apañao que es tu padre. Lo que me tiene intrigada, es la planta de los melones, ¿es un tiesto normal?. Un beso

erinia dijo...

¿Y por qué no le regalas alguna semilla rara ??. Yo las compro en Ebay como mucha ilusión, son de Tropical Seeds. Tengo tomates cherry amarillos, zanahorias violetas, grosellas finlandesas... así aparte de que le guste lo aprovechable, disfruta la novedad. Cualquier cosa para que se sienta distraído y feliz, no todo es ser "el hombre que trae pan a casa"

sonia7386 dijo...

jaja que graciosa la historia!!! anda que no es curioso que hayan nacido de los restos de la cobaya... y tu madre que no le queria dejar!! jejeje un besito

Ralph dijo...

El tema de la construcción era la crónica de una muerte anunciada, edificios que crecían de la nada de un mes para otro, continua reducción de plazos de obra y gente pasando del sector servicios a la construcción por tener mejores sueldos y gran demanda de personal. Al final el trabajo de una década hecho en un par de años. Saludos.

AdR dijo...

Eso es saber entretenerse en cosas y quehaceres útiles :)

Mi padre también se entretiene en plantar cosas, pero no tenemos girasoles :(

Besos

Belén dijo...

Joe, que crak...

Besicos

SUSANA dijo...

Excelente labor de tu papi!!!

El girasol es mi flor preferida y siempre y toda vez me recuerda la niñez!

Besitos Preciosa y Gracias por compartir esta anécdota!

Miguel dijo...

Me parece estupendo que tu padre haya encontrado en las plantas esta afición que llena grandes vacíos. Qu siga así.

Un abrazo.

Perséfone dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Parece que esos tres girasoles fue la previsión de una gran noticia.

Al fin parece que la cosa se va calmando y tendré tiempo para pasarme por vuestros espacios.

Un saludo.

Nelson Diaz dijo...

Pues amiga, como no expresarte mis felicitaciones tanto por la calidad de padre que tienes, como por tu sensibilidad al reflejar en tus letras tu admiración por el, merecida en todos los aspectos.
Un abrazo amiga, y entre cultivo y cultivo, pronto retornaran los frutos de la prosperidad...
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails