miércoles, julio 22, 2009

Azotadas

Esta tarde el nene y yo dimos un agradable paseo y antes de regresar a casa compartimos una cerveza. Estaba tan fresquita que me supo a gloria.

Sin embargo ahora no paro de pensar en que, de haber nacido en otro lugar del mundo (concretamente en Malasia) y en el supuesto de procesar una religión muy concreta, esa acción que para mi resulta tan normal y tan frecuente hubiera podido llegar a costarme seis azotazos y casi mil euros de multa tal y como le ha sucedido recientemente a la modelo musulmana Kartika Sari Dewi.


Tampoco puedo dejar de pensar en lo frívolo que me resulta en estos instantes que, con todo lo que queda por hacer en el mundo (incluyendo nuestro país), en algunos lugares nos llevemos las manos a la cabeza cuando un viejo carcamal que sólo quiere a las mujeres para sus fiestas privadas suelta alguna de sus gilipolleces o que ciertas asociaciones sólo armen revuelo cuando algún spot publicitario se salta las directrices de lo políticamente correcto.

Al mismo tiempo me resulta terrible el tener que sentirme afortunada (a la par que impotente) ante la desgracia y el sufrimiento de otras mujeres, pero es que no puedo evitarlo.

Me siento vil y rastrera, pero no dejo de pensar en la suerte que he tenido al nacer donde he nacido o al haber conocido a un hombre que me respeta, me cuida y me trata como a un igual.


No puedo dejar de pensar que si existe algún Dios y es tal como lo pintan las religiones, este no merece el amor ni el respeto de una sola mujer.

10 comentarios:

Belén dijo...

Pues yo si me siento afortunada, porque pude estudiar, puedo trabajar y puedo pensar sola, sin ayuda ni permiso de nadie... y por eso enmudezco frente a las injusticias de otras mujeres...

Besicos

Mr Blogger dijo...

Eres una mente inquieta, y es bueno que te plantees ciertas cosas desde tu "comodidad" como ciudadana de un país ¿civilizado? (al menos más que muchísimos otros). Pero tu tampoco eres omnipotente, puedes aportar tu granito de arena de muchas formas diferentes (concienciando a los demás por aquí es una de ellas), pero tampoco puedes amargarte por todo lo que pasa continuamente. Sigue aportando granitos de arena, pero no te martirices tanto.

Mamen dijo...

Con qué gran frase final acabas. Muy cierto. ¿No te has dado cuenta de que las religiones están hechas para el hombre también? Ahí ya empiezan a ser cuestionables. En fin, sí chica, tenemos muchísima suerte, pero yo no me siento vil ni rastrera por eso. Es lo que me ha tocado y lo que hay que hacer es luchar por la que no la tienen.

Un beso.

La mujer semilla. dijo...

Redefinir ser humano como ser hombre y ser mujer.
Lo que puedo hacer es seguir construyendo a mi alrededor un mundo digno de mi condición de ser libre. No me siento afortunada de que se me trate así, pues yo soy también ella, soy mujer y grito por ella.

Cemanaca dijo...

Hola mi niña.
Pués es realmente triste y repugnante ese tipo de tratos viles hacia la mujer,
mentes cerradas y machistas en extremos arcaicos.
y pensar que eso forma parte de la "cultura" de un país...


Saludos conversos

Erinia dijo...

PUes sí, yo también pienso muchas veces, que en muchísimas partes del mundo todavía es una desgracia nacer mujer. Que nacer mujer ya es de por sí un delito para ellas insalvable. Y los demás países, no mueven un dedo.

Ego dijo...

No creo en un dios que humille a las mujeres. De hecho, no creo en un dios que exija templos llenos de oros y mármoles, ni...
Vaya, este asunto es muy largo...
Sí, hemos tenido suerte de venir al mundo en Occidente. Y no nos solemos dar cuenta.
Brindo por ello.
Un bexo

Laura dijo...

Pues sí, hay miles de mujeres que padecen en el mundo algún tipo de maltrato sólo por hecho de ser mujer. Que terrible la situación de muchas y que oscuridad a causa de la ignorancia en la mente de muchos hombres.

Un abrazo

Raúl Perelló dijo...

Las religiones nos han traido más cosas malas que buenas, pero parece ser que no conseguimos quitarnos esa lacra.
A nosotros nos parecen barbaridades lo que hacen ciertas religiones, y a ellos lo que se hace aquí. Todo es cuestión del cristal con el que se mira.

Besicos varios, querida.

Agustín dijo...

Totalmente de acuerdo, pero es que no podemos hacer nada al respecto, es extraño pensar que hay gente que intenta mejorar un poquitín en este mundo, mientras que hay otros, que lo único que quieren es empeorarlo; uno se siente impotente ante tal situación.

No concuerdo en lo de que Dios no debería ser respetado, yo soy religioso y creo en Dios, solo que el mundo no puede ser todo paz y amor, también existen las cosas malas, pero no lo culpemos a el, es la naturaleza humana, ni quiero imaginarme cuando creó al hombre y a la mujer, y éstos dos le fallaron, habrá dicho algo asi como... 'oh, pero por mi (dios), que he hecho??!!'

saludetes!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails