miércoles, abril 29, 2009

Mi segunda familia

Antes de nada debo decir que con esta entrada no pretendo quedar bien con nadie (fundamentalmente porque espero que la interesada no llegue a leerlo nunca o me moriré de la vergüenza) ni mucho menos presumir de algo de lo que sería bastante absurdo si quiera el plantearse hacerlo.

Simplemente necesitaba expresar mi más sincera admiración (y también gratitud) hacia una persona muy especial.

Se llama Mari Carmen y posee una personalidad que sorprende por lo abierta que resulta; jovial y valiente a partes iguales. No sólo es generosa, sino que directamente te da lo poco que tiene. Tampoco establece prejuicios ni juicios de valores de ningún tipo: su bandera es el respeto y así se lo quiso transmitir a sus hijos.

En definitiva se trata de una de esas personas a las que merece mucho la pena conocer detenidamente. Y que conste que no lo digo por esa empanada tan rica que nos trajo el otro día xD


Lo cierto es que ahora mismo me siento realmente afortunada por poder decir que entre mi suegra y yo se han roto todos los estereotipos posibles hasta el punto incluso de llegar a convertirse, más que un apoyo importante, en un ser que me ha brindado una fuerza fundamental en determinados momentos de mi vida. Incluso más que mis propios padres (que ya es decir).

Y es que siempre fue algo muy importante para mí llevar una buena relación con los padres de mi pareja. Por eso uno de mis grandes miedos era precisamente que no me aceptasen, que no les cayese en gracia, que les pareciese ‘poco’ para su hijo, o simplemente que no nos lleváramos bien por la razón que fuera.

Ahora no sólo me llevo bien con ellos, sino que además puedo afirmar con rotundidad que el nene tiene una familia maravillosa que me ha adoptado como a una más.

16 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Me gusta mucho la sinceridad con la escribís, además tampoco es común una relación tan afectuosa con la suegra, verdad? Muy lindo post.

Gracias Perséfone (me encanta tu nombre) por visitarme, sos muy generosa.

BESOTES.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Que suerte tienes, yo todavía no la conozco ni en persona ni virtualmente y son ya nueve años de relación, matrimonio incluido y del suegro ni hablamos.

Besos

Mamen dijo...

Tienes muchísima suerte. Yo tampco me puedo quejar de mi familia "adoptiva" como yo la llamo. Menos mal que han estado ahí muchas veces también. Disfrútalo!!!

Mr Blogger dijo...

Que bueno es que puedas estar así de bien con la gente que quieres. Es todo un alivio no tener que luchar en ese sentido y poder sientirte como en casa.

Frabisa dijo...

Yo reivindico el papel de suegra, por supuestísimo.

Me parece regio que la quieras, la admires y que además, algo poco usual, lo digas!!

Seguro que te mereces una suegra tan buena y ella una nuera tan fantástica como tú, las cosas no suelen ocurrir por casualidad.

Mi disposición como madre de dos hijos mayores (actualmente solo uno con novia) es que me gusten sus parejas y poner de mi parte para tener una relación estupenda. Ojito, yo también les cocino, jajjajaja.

Otro dato, estuve casada 25 años y hace algunos que me separé, sin embargo, mi relación con mi suegra, aunque ha perdido (como es lógico) un poco de intensidad, no ha perdido ni pizca de cariño. Y si nos sabemos enfermas, nos falta tiempo para correr la una a junto de la otra. Cómo ves, nada ha tenido que ver su hijo, nuestra relación es más duradera.

un besazo

SAUVIGNONA dijo...

que suerte que tienes querida niña...en que le caigas bien a tu suegra generalmente ya sabes...son como dragones de komodo..se entiende verdad? bueno me alegro por vos y disfruta de lo afortunada que eres al habert encontrado una familia como la de tu niño...
besines!
:)sau

Ralph dijo...

No entiendo por qué teneis las mujeres ese complejo en cuanto a la relación con la suegra, yo creo que mientras se guarden las formas y no haya tiranteces ni malos rollos es suficiente. Al fin y al cabo con quien vais a convivir es con su hijo y no con ella. Saludos.

M@R dijo...

ser agradecido tiene un valor muy especial,,,

abrazos,,,

Isabel dijo...

Es muy bonito, lo que cuentas de Mari Carmen, y te honra la sinceridad con que lo cuentas. Un beso guapa.

Marta dijo...

que bonito escrito y con que sinceridad lo cuentas. Es maravilloso tener ese apoyo, pero seguro que te lo has ganado.

un abrazote!

Belén dijo...

Muy bien, guapa! has ganado mucho si señor, aprovecha esta familia nueva :)

Besicos

Ego dijo...

Cuando me separé, lloré más por alejarme de mi suegro que de G.
Ahora los veo poco, pero los veo. A mi suegro, a su guapísima esposa, a mi cuñá, a su marido, a mi cuñao... y a G., claro.
Tengo una familia política maravillosa.
Ole por la tuya!
Un (b)eso

hominicaco dijo...

uy si, los suegros son gente maravillosa. Anda deja de decir mentiras que te esta creciendo la nariz. Has puesto eso xq este blog lo lee tu novio, que nos conocemos. Un besito

La Gata Coqueta dijo...

Que maravillosa suerte!!! poder decir que tienes unos padres politicos.

Además siempre que las cosas sean asi la pareja siempre le ira muy bien, porque ellos son el apoyo del hijo y siempre mediaran y no al contrario.

Esa suerte es tu manera de ser y saber llevarlo, me enfada mucho cuando hablan de ellos despectivamente y no se dan cuenta que mañana van a serlo ellos mismos y tratados segun lo que han oido y visto en sus propias casas, muy fuerte...

Yo soy también una afortunada.

Un abrazo y sigue cultivando esa amistad tan valiosa.

Rayu dijo...

qué bien... no muchos pueden decir lo mismo... tenés mucha suerte de que haya una relación estupenda... me alegro mucho...

un beso

Erinia dijo...

No eres única. Si te digo que mi suegra es lo que JAMÁS HA SIDO MI MADRE???. ES triste, pero así es.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails