viernes, enero 30, 2009

Atrapadas

Un burka por amor.
(Reyes Monforte)

"Cuando llegaron al poder los talibanes, en 1996, a las mujeres se les negó cualquier tipo de libertad para moverse libremente: se les obligó a permanecer escondidas en sus casas, recluidas en el hogar al servicio del hombre. Sólo podían salir de casa bajo la tutela, el permiso y la compañía de un varón de su familia.

Se les negó el derecho a trabajar, a estudiar, a reunirse. Se les obligó a mantener silencio ante los hombres y se les advirtió la necesidad de no emitir ningún tipo de sonido que pudiera molestar a los varones: incluso les llegaron a exigir que controlaran el sonido de su respiración y les conminaron a calzar zapatos que no hicieran rudo al caminar para que bajo ningún concepto se molestara a los hombres o se sintieran obligados a mirarlas por entenderlo como una mera y burda provocación.

No podían pisar los edificios oficiales ni para trabajar no para realizar consultas. No podían acudir a las universidades, se cerraron varias escuelas de niñas (lo que explicaba que sólo un 5% de las mujeres de Afganistán estuviera alfabetizado). Para los talibanes la escuela era la puerta al infierno y así la llamaban. A las maestras se les expulsó de los centros, como se hizo con las doctoras, las abogadas, las escritoras, las políticas y las ingenieras.


Les prohibieron conducir automóviles y se les denegó el derecho a la prestación sanitaria, lo que hizo que muchas mujeres murieran por falta de atención facultativa, muertes que se podían haber evitado con el medicamento indicado para tales males. Se contaban como parte de la leyenda del régimen talibán los casos de mujeres que habían sufrido un accidente de tráfico y habían muerto desangradas o a consecuencia de las heridas porque el hospital donde las trasladaron se negó a atenderlas por el simple y despreciable hecho de que eran mujeres y porque los doctores, al ser hombres, no podían tocar su cuerpo impuro. Como se negaban igualmente a facilitar insulina a las mujeres diabéticas, o cualquier otro tipo de medicamento que pudiera salvarles la vida. Sencillamente, no merecía el gasto de medicamento para una mujer. Simplemente no compensaba".

**********

Si tuviera que resumir el último libro que adquirí gracias a la recomendación de chocolatecontrocitos, sin duda alguna este sería el fragmento escogido para hacerlo, además de por ser el más descriptivo, por conseguir entristecerme en tan pocas líneas como ninguna otra obra literaria lo hizo con antelación.

También por hacerme sentir culpable al quejarme ante según qué cosas y al mismo tiempo afortunada de haber nacido en algún lugar del occidente. Y por llevarme a imaginar lo terriblemente duro que debe ser vivir bajo aquellas condiciones que van mucho más allá de vivir atrapada bajo un saco de tela al que todos dan el nombre de 'burka'.

Además de espeluznarme ante la situación de la mujer, sentí también una enorme lástima por muchos de esos hombres que jamás sabrán (algunos por imposición, otros por propia convicción) lo que significa amar de verdad.

Mientras de manera incrédula deboraba con los ojos esas palabras, comencé a valorar tremendamente lo que significa para ambos poder compartir en público un gesto de cariño, hablar de tú a tú, compartir tu vida con algo más que un mueble al que no le está permitido si quiera rechistar, saber si ella te dedica un gesto pícaro sin nada que le cubra la cara o abandonarse al placer y que así lo demuestren los gritos de placer.

Sé que de ahora en adelante, cuando vaya por la calle cogida de la mano de mi nene, compartamos la misma mesa de un restaurante o viajemos en un autobús el uno al lado del otro me acordare de todas esas personas que no pueden hacer lo mismo. Y a mi mente vendrá la historia de María, esa mallorquina que, por amor, quedó atrapada durante años en algún lugar al que muchos no dudaríamos en llamar INFIERNO.

Tan sólo quisera dar un consejo a quienes estas lineas hayan podido animar a leer "Un burka por amor": este libro no ha de ser tenido en cuenta como ninguna obra de arte literaria, sino como lo que es: un testimonio cuya redacción podría mejorarse infinitamente.




Foto: El Mundo.

23 comentarios:

Esther dijo...

Siempre se cree saber como están allí las mujeres,pero tras leer estas líneas aún están peor de lo que imaginaba...LLamarlas cuerpo impuro...Ellos provienen de el,ellas les dieron la vida y las desprecian.. No merecen llamarse hombres... grrrr

besos

moderato_Dos_josef dijo...

Sí, fue terrible lo de los talibanes. A qué extremos puede llegar el radicalismo. Y en este caso, como en la mayoría, ensañándose con el sexo débil. que para mí nunca fue débil en el aspecto mental, sólo en el físico. Pero quien tiene las armas y la fuerza bruta, por desgracia, domina. No debería ser así; y espero que en un futuro mu cercano, no sea así. de momento el mundo se rige por estos valores. Fuerza bruta=Machismo=Brutalidad=incultura. Un abrazo.

Amp dijo...

Antes de ayer mismo en el centro de Sevilla junto a un Lefties vi precisamente una mujer, no con un burka sino con una velo negro pero q la cubría hasta los pies... y pensé q era la 1ª vez q veía a una así vestida en Sevilla. Cdo estuve de viaje en Turquía... uff, ahí si q había.

En fin, q prefiero no opinar más profundamente del tema.

¡Respeto para todas las religiones y estilos de vida, por favor!

fernando dijo...

Por esas guerras como la de Afganistán tiene su razón. NO se puede permitir que se sigue tratando así a las mujeres.

un abrazo.

Cloe dijo...

Hace tiempo que busco ese libro, pero nunca me animo a comprarlo o leerlo, es como una especie de temor.
Sé que cuando lo haga mi depresión se va a estancar, es horrible y no hay palabras para lo que las mujeres sufren y han sufrido a lo largo de la historia. La suerte no es haber nacido solo en occidente, la suerte es haber nacido en occidente en el año en que nacimos, porque en nuestra edad antigua no habia mucha diferencia con los talibanes.

Tampoco entiendo como naciones unidas o ALGUIEN no hace nada para impedir eso que no es cultura, es terrorismo.

Besos!

Naveganterojo dijo...

Es un placer volver a leerte, lo que ya no lo es tanto es el tema de las mujeres en ciertos paises llamados "islamistas".
En esos infiernos que no paises, la mujer es un objeto mas para el uso y abuso de los hombres.
La lastima es que esos mal llamados "hombres",(pues son bestias analfabetas), no piensan que sin ellas, ellos no existirian.
Un abrazo

Mr Blogger dijo...

Permitir cosas a sus mujeres es permitir libertad, y permitir libertad acabaría con su régimen autoritario. Cuando los gobernantes o dirigentes de una nación, facción se ocupan más en eliminar libertades para perpetuarse en el poder antes que en trabajar para crear prosperidad para los suyos, pasan estas cosas.

Marinel dijo...

Muchas veces he estado a punto de comprarlo del círculo,pues me atrapa su portada, pero sentía que iba a sufrir mucho leyéndolo...
Aún así, creo que tienes mucha razón y es necesario hacerlo para sentir el sabor de la suerte que tenemos, además de saber y sentir el sufrimiento de esas personas,de esas mujeres que nada son...
¡¡¡Terrible!!!
Beso,guapa.

SOMMER dijo...

Muchas personas me han recomendado este libro.
Definitivamente lo leeré.

Dédalus dijo...

Algo tan grande, como ser mujer, es lo más terrible que le puede suceder a una persona por una cuestión tan azarosa como nacer en una u otra latitud.
Algo de todo esto me exaspera; algo de lo mismo me desespera.

Gracias, Perséfone.
Un beso.

Elle .* dijo...

A mi me parece inqueíble que en la modernidad que vivimos aun exista tal opresión.
Lo triste es que es algo ya de miles de años, & dificilmente cambie.
Saludos (:

Elle .* dijo...

que mal escribi increible xD

Belén dijo...

Pues a mi ellos no me dan pena, ellos que usan la religión para doblegar a una mujer no sabría amar aunque le enseñara el Corán...

Besicos

Malvada Bruja del Norte dijo...

Gracias por tu recomendación...la verdad es que el texto es desgarrador, y como bien dices te hace valorar ciertas cosas que damos por normales.

Miguel dijo...

La verdad es que en este mundo del siglo XXI aún perviven aberraciones sociales como las que cuentas en el post. Poco hay que añadir, sólo rabia, impotencia... y un propósito: denunciar casos como éste, o parecidos y a ver si de una vez enfilamos el camino de los derechos humanos.

A través del espejo dijo...

Hola! Aunque sólo sea por responder a "Cloe":
Pero bueno, ¿por qué crees que España y 30 países más tienen ejércitos en Afganistán? ¿Por coger a Bin Laden solamente? Quizás sea por algo que, de paso, responde a "Amp":
Yo me atrevo a decir "respeto por todas las religiones y estilos de vida", sí... pero sólo de las que respeten a las personas, su vida, su libertad, su derecho a ser todo lo mejor que puedan sin ir en contra de los demás, aunque su "pecado sea" carecer de barba y de pene.

¿O acaso debemos respetar formas de vida que humillan, denigran, privan de libertad, asientan la injusticia y el abuso y van en contra de ser humano, por el hecho de estar organizadas en forma de religión? Es como si en España hubiera de nuevo quema de brujas y saliesen los cardenales diciendo que hay que entender nuestro estilo de vida...

¡Que la talibán es una forma más de las muchas que hay de interpretar el Corán! Que todas las religiones tienen facciones, y las que actúan contra la libertad humana merecen ser combatidas.

SUSANA dijo...

Perséfone, qué cerca estamos en el pensamiento y en el sentimiento!

Por estos días precisamente estaba preparando un material sobre este tema. Aún no lo termino, pero tendré en cuenta lo que has publicado para que el mío, en su momento, acompañe esta excelente entrada.

Creo que tenemos obligación de dirigir nuestra mirada a esas mujeres que nos necesitan.

Gracias Querida Amiga!

Mi abrazo!

Chuspi dijo...

Me ha encantado el post Perse, evidentemente no el tema en sí,pues es desgarrador, pero sí como lo has expuesto.
Poco hay que añadir supongo, pues entre lo que has comentado tu y el resto de las visitas, ha quedado todo dicho.

Muchos besos!! Y sí...tenemos una suerte enorme de haber nacido aquí y poder circular,expresar y amar con libertad.

Mamen dijo...

No puedo decir nada más que no hayas dicho ya tú. Impresiona la vida que llevan muchas mujeres sometidas al varón con la mentalidad y personalidad totalmente anulada.

Nosotras tenemos mucha suerte pero aún así hay cosas que cambiar.

Bssos Perse.

Dita Ciccone dijo...

pues sí, se siente una incómoda dentro de la comodidad de su vida... la realidad es a veces muy dolorosa.

La Gata Coqueta dijo...

Leer todo esto es aterrador.

Nacer para que?

Para morir sin saber lo que es la felicidad de la vida en si y lo que significa amar y sufrir por ello, sin dejar de ser meros animales sin más.

Muy fuerte, porque como siempre el que promueve estas leyes, si se pueden llamar de ese modo, se aprovecha de la incultura del pueblo en su benecio, puesto que no les interesa que se clturicen y no se les pueda meter mano de esta forma.

Pero como decia los principales "injertos", seguro que la de casa es una esclava y luego lo que se sabe, fuera todo de a echo sin más y en Europa con toda la libertad total, puesto en bandeja.

Un abrazo y me voy que pongo mala.

* Anai * dijo...

Antes de soltar mi próxima queja, prometo pensarla dos veces.
Es tremendo.
Besos, Perse.

AdR dijo...

Yo es que...
cada vez que veo esas palabras escritas:

"Se les negó..."

Se me eriza el vello de la piel, no deberían existir.

Besos

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails