sábado, julio 26, 2008

Una historia de amor... en miniatura.

Normalmente los periódicos rebosan noticias en las cuales se muestra el lado más inhunamo de las personas.

Sin embargo, de vez en cuando, entre todo un mundo de crueles sucesos (y tal vez tras un enorme halo sensacionalista) se esconden historias de esas que, aunque también le pongan a una los pelos de punta, sorprenden, enganchan y, sobretodo, emocionan:


Un niño 'se casa' con su gran amor un día antes de morir

Reece Fleming tenía cuatro años cuando le diagnosticaron leucemia. Él trató de seguir llevando con normalidad su vida. "Siempre intentó caminar, hasta el final, así que pensamos que si él andaba por nosotros, nosotros andaríamos por él", dice su madre.

Eso es lo que hicieron cuando cuatro años después, el pasado mes de mayo, les dijeron que al pequeño, ya con 8 años, le quedaban apenas semanas de vida. "Cuando lo supimos intentamos hacer con él absolutamente todo lo que pudimos".

Y Reece quería, sobre todo, a Elleanor Purgslove. Su compañera de colegio, su amiga especial. Habían estado muy unidos durante un par de años, pero luego todo se vino abajo. Quería recuperarla.

Sus padres le ayudaron, organizaron una fiesta pirata y ella acudió. Después continuaron viéndose. Y en uno de estos encuentros, cargado con una pistola láser de juguete, decidió declararse y pedirle su mano. Ella aceptó. Los padres de ambos bendijeron su unión y organizaron la celebración.


Tal como cuenta el Telegraph, hubo anillos, púlpito, certificado, paseo en limusina y cena. No tiene ningún valor legal, pero fue una boda a la medida de sus contrayentes. El 4 de julio se casaron. El día 5, Reece murió en casa junto a sus padres. Su madre recuerda lo que le dijo tras cumplir su deseo: "Ahora puedo irme".


Supongo que es totalmente comprensible que exista gente que encuentre algo frívolo el hecho de que unos padres que están a punto de perder a un hijo se pongan a organizarle una "boda de despedida".

Pero tratando de quedarnos con un lado mucho más humano todavía, no puedo evitar que se me erice el vello al imaginarme la fuerza que demostró el pequeño, así como la entereza con la que se enfrentó a algo que siempre nos asustó tanto como es la muerte.

Supongo que todos nos hemos preguntado alguna vez como reaccionaríamos si nos quedasen pocos días de vida. Para empezar, el primer dilema sería si querríamos saberlo para enfrentaros a ello o, por el contrario, preferiríamos que no nos dieran la noticia para poder continuar como si nada con nuestro día a día.

Pero ¿Y si mañana me dijeran que...? ¿Cómo reaccionaría? ¿Qué haría? ¿Tendría las fuerzas suficiente para hacer todo lo que digo que me gustaría hacer? ¿Me pasaría los días llorando? ¿Aceleraría el proceso para ahorrarme la espera?

Preguntas y más preguntas...

Me cuesta muchísimo ponerme en el lugar de sus padres, pero mucho más me cuesta ponerme en el propio lugar de nuestro protagonista. Más si cabe teniendo en cuenta que tan sólo tenía 8 años.

Descanse en paz este pequeño valiente.

53 comentarios:

amor y libertad dijo...

la historia es bellísima, al mismo tiempo trágica y llena de esperanza y de amor, increíble, y encima real

y ya te digo: con toda su tragedia, es una historia llena de optimismo y de poesía

un beso

santi

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Wow,me dejó sin palabras esta historia!!

Que bello y que trágico, al menos el niño murió feliz llevando a cabo su sueño de "casarse" con esta niña.

Saludos

lola dijo...

Sentí un apachurrón en el corazón al leer esta historia, yo mas bien me lleno de admiración por los padres, que le hicieron la vida a su hijito mas llevadera y buscaron en todo momento su felicidad aun es sus circunstancias, del niño desde luego opino que su valentía fue mas allá de lo soportable, pues haciéndome las preguntas que tu misma te hacías, no sabemos cómo reaccionaríamos ante la inminente muerte.

Bellísima historia, Un fuerte abrazo.

Naveganterojo dijo...

¡¡ Buf !!,que despertar para un sabado !!,que historia mas.....hermosa y que valor el de ese niño.
No creo que alguien pueda pensar que es frivolidad lo que hicieron sus padres,es simplememte hacele las horas al niño un poco mas felices.
Este donde este,su sonrisa permanecera y su familia sabra que hiciero lo imposible por su felicidad.
Un abrazo

Cris dijo...

Vaya, qué impresionante, pero es que hay gente, niños o mayores que tienen una fuerza que se sale de la norma. Mira, yo tuve un compañero de clase que con unos 14-15 años murió por leucemia y fue un ejemplo hasta el final. Estudió hasta el último día, sacaba buenas notas, hacía el deporte que podía y salía con los compañeros mientras podía. El quería seguir haciendo vida normal hasta el final, no ser tratado distinto y que nadie sintiera lástima por él, ni el mismo la sentía. Fue un gran ejemplo. Este crío, igual, ni la muerte inminente le quitó sus sueños ni la sonrisa. OLE!

Mr Blogger dijo...

Pues a mi me interesa saber qué ha sido de su pareja. Me ha parecido todo un alarde de generosidad el haber ayudado a llevar a cabo la última voluntad de ese amigo suyo, pero ¿ahora qué? ¿lo hizo solo por eso? ¿había algo más? ¿cómo lo ha llevado luego? ¿lo echa de menos?

esther220 dijo...

uff, yo lo leí el otro dia en el 20 minutos...
que bonito y qué triste a la vez...

Miguelo dijo...

jo que bonito

nihillo dijo...

joer, perse, como sigas así voy a dejar de pasarme por aquí, que siempre me voy con una lágrima en la mejilla... :'(

ciao, un abrazo.

María dijo...

Muy bonito tu post, una historia muy sentida y muy bonita, gracias por compartirla con todos nosotros.

Te deseo un feliz fin de semana y te mando un besazo muy grande.

Marinel dijo...

¡Jo,Perséfone, que yo soy muy llorona!.Me ha llegado al alma esta historia de valor y entereza, de resignación y amor profundo.
No sé,(ni quiero saberlo)lo que haría de estar en la situación de esos afligidos padres...
En cuanto a mí, creo que me derritiría llorando, pero me aferraría con uñas y dientes a la vida a hacer todo aquello que soñé y que nunca pude realizar...¡qué se yo!.Es un tema realmente dificil y extremadamente duro.
Besos,guapa

J.Mares dijo...

Muy emotivo Perséfone.

Todos sabemos que vamos a morir, lo que pasa es que miramos para otro lado, nos hacemos los locos como si no fuera con nosotros... De todas maneras admirable la entereza del niño y aplaudo a los padres. A ti te dejo un besazo por elegir y traernos tan bella historia, Javier

LILITH dijo...

Es una historia preciosa, supongo que el niño tuvo esa ilusión que le evitó desmoronarse; ya que el final iba a llegar igual, mejor que fuera dulce...

Bonito blog, un saludo

Lilith

Verbo... dijo...

Es justo en alguna medida
y no quiero pensar en las consecuencias juridicas todavia.

Besos ♥

M.

Ego dijo...

Sí, señor, precioso.
Qué más se puede comentar...
Al final me volveré romántica. Tú tendrás parte de culpa.
Un (b)eso...

Laura dijo...

Una historia muy emocionante, sin duda. Yo no sé si querría saberlo. Un abrazo.

Arcángel Mirón dijo...

Yo discrepo, je.
Esta historia me dio escalofrío. El nene no dejaba de ser nene, y la nena no dejaba de ser nena. El nene murió: ¿la nena queda viuda? Psicologicamente hablando, no me parece bien.

Ayshane dijo...

Me acabas de hacer llorar... esta historia es como esos anuncios que siempre ponen en la tele en navidad, volviendo a casa con la familia, el típico anuncio que te pone los pelos de punta o aquel libro que hizo que tus lágrimas se derramasen sin tu querer... o esa pelicula super triste que a pesar de todo lloras sonriendo...

No creo que sea frívolo el penúltimo dia organizado por los padres de ése niño... si era su sueño se cumplio y finalmente tras verlo hacerse realidad supo que había llegado su final... ¿y si el día de mañana nos pasa lo mismo? ...

besitos niña...

Luna Carmesi dijo...

Emotivo y emocionante.
Y nada... nada frivolo.
Que mas decir???

:-/

Un abrazo.

Naveganterojo dijo...

Persefone,tienes algo para ti en mi blog.
Un abrazo

Sheila dijo...

Yo tambien quiero ver wall-e asi que ya lo estrenaron aca el jueves pero el lunes la voy a ver con un amigo

Bueno felizmente nadie me miro como loca o algo asi aunque principe azul desteñido me dice que grite el nombre de un chibolo la proxima jajajaj un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como en la vida misma... Hay amores que matan, pero no se mueren!
Saludos y un beso guapa

Neutrino dijo...

Cuando uno sabe que va amorir pronto deberia poder hacer lo que quisiera. Si el niño queria casarse...pues perfecto.
En mi caso no se que haria, supongo que primero tendria una fase de ¿porque yo? para despues intentar disfrutar con los mios al maximo.

Saludos

María dijo...

No tienes nada nuevo pero te dejo mi huella deseándote un feliz domingo, un beso.

_MeiA_ dijo...

waw! que preciosa historia!

debe de ser muy chocante que te digan que te quedan horas de vida... la verdad es que no se que haría... pk en esta vida me quedan tantas cosas por hacer aún... aiiinssss...
pero la vida es asi, un dia estas bien, y al dia siguiente no se sabe...

interesante blog!

saludos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Es una historia bonita, aunque con final triste. Los padres hicieron muy bien. Yo hubiera hecho lo mismo. Besos.

sonia7386 dijo...

La historia realmente es muy bonita aunque triste a la vez, pero... y como esta la niña ahora? lo hizo simplemente por alegrar a su amigo antes de morirse o porque de verdad ella tambien lo sentia?

Yo creo que preferiria que no me dijeran nada, conociendome, si me dicen que me quedan dias de vida me deprimo y me paso los dias llorando en lugar de aprovecharlo jeje

Un besito

Bolero dijo...

Me parece una historia muy tr�gica
me pregunto por la ni�a, no s� me di� q pensar
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Antiqva dijo...

Santo Dios, no se que decir. Bueno, si, que estas cosas no deberian pasar.

Vamos, que ningun niño deberia morir.

Eso es lo unico que se me ocurre.

Un abrazo, amiga

Malvada Bruja del Norte dijo...

Es una bella historia. No encuentro frívolo lo que hicieron los padres, al fin y al cabo cumplieron con el deseo de ver feliz a su hijo, aunque fuera sólo durante unas horas. Prefiero eso que no que lloren y se compadezcan.

Dani dijo...

Antes de leer tus palabras y leer lo del pelo erizado ja tenia completamente erizado el mio.

Que historia...

SOMMER dijo...

Vaya, después de esto todo lo que diga puede parecer superficial.
Eso es amor, lucha, futuro, optimismo.... y a la vez crueldad, desengaño, injusticia...

Bravo. Fantástico post.

Frabisa dijo...

Caramba, qué de cosas pasan....

Me ha parecido tristísimo todo, aunque seguro que el niño pudo tener unos momentos de felicidad...

Cemanaca dijo...

BELLO... TRASCENDENTE!!!
Sensibilidad en estado puro.
Historia de cuento.

Buen inicio de semana.
Saludos conversos.

Diego dijo...

Tengo que ser sincero: al leer esa notica tuve un arranque de humor negro. Me pregunté por qué el niño, sabiendo que moriría, decidió casarse, siendo que el matrimonio es una forma de suicidio. Que Dios me perdone (es ironía: no creo en Dios). Un abrazo.

SAUVIGNONA dijo...

lamentable ...trizte....hasta increible....
me dejo sin expresion esta noticia mundial..
un beso enorme bella mujercita!

Raquel Ricote dijo...

Oh cielos, q historia tan triste y tan bonita al mismo tiempo

Dove dijo...

Me ha enganchado y conmovido la historia... nada nuevo que añadir... Ojalá pudiérmaos vivir todos como si el de hoy fuera el último día que nos quedara de vida... ¿Nolo viviríamos con más intensidad?
Saludos a tods recien encontrados amigosssssssss

La Gata Coqueta dijo...

Es un poco fuerte por no decir muchisimo, el tuvo agallas y consiguio hacer lo que queria, sus padres ayudaron todo genial, pero nadie habla de la niña y de sus padres que también son unos de los participes importantes en esta historia.

¿QUE PENSARIAN ELLOS?

ME LO PODEIS DECIR??

rule dijo...

JODER¡¡¡¡¡
vaya historias pasan por ahi.
Yo creo que en esta historia todos los participantes son unos craks,
el chaval cumpliendo su ultima voluntad, los padres, que van hacer? pues darle todo lo que quiera, pero yo, personalmente flipo con la actitud de la niña,
y tambien de los padres de esta.
Muy bien por todos,
un beso, buena semana

Winnie dijo...

Los pelos de punta... en esa foto hay tantas sensaciones. Me da mucha pena, que jodida es la vida a veces, coño!
Precioso!
Gracias por contarnos estas cositas!

Lauryna dijo...

Me parece muy triste la historia. Aunque hay que reconocer que el niño es valiente hasta su ultimo minuto y lucha hasta que no tiene fuerzas.
La verdad...por estas cosas merece la pena creer en el amor.


Un besiko

Sombras en el corazón dijo...

Me parece una noticia estupenda. Es un deseo que no hace daño a nadie, y que precisamente por tener esa edad, se tiene una ilusión desmedida por las cosas que se pierde de adulto. Seguro que fue el día más feliz de su vida.
Conozco otra historia parecida de un niño que quería ser bombero y también estaba predestinado a irse de este mundo sin crecer.
Los bomberos de su pueblo le hicieron un traje, fue el camión con ellos etc, etc.
Murió también feliz por cumplir su deseo.
Hay un libro lleno de historias reales y simpáticas, dolorosas y enternecedoras: "Sopa de pollo para el alma".
Un abrazo

SUSANA dijo...

Muchas Gracias por esta HISTORIA DE AMOR!

Coincido absolutamente con Vos.

Hay momentos que no admiten consideraciones ni polémicas. Están muy lejos de nuestro entendimiento las razones por las cuáles un niño debe abandonar tan pronto la vida. Pero podemos y debemos entender el lenguaje del amor.

Me han conmovido profundamente estas letras por su significado. Y también tu sensibilidad para presentarlas.

Una vez más mi agradecimiento, y por supuesto, va un enorme abrazo para Vos!

miminette dijo...

¿Sabes?

Encuentro sublime la actitud tanto de Reece como de la chica que contrajo matrimonio con él. ¿Qué será de ella, ahora que él se ha muerto?

Pues probablemente su vida siga, pero no cabe duda que este suceso marcará su existencia para siempre.


Sobre lo que hicieron los padres, no podría afirmar si lo que hicieron estuvo correcto o no, ellos querían darle felicidad a su pequeño y les pareció que ésa era la manera.


No pude evitar sentir un pequeño escozor en el corazón.


Que estés muy bien, un abrazo.

Adonai dijo...

La fuerza del amor no tiene edad, como demuestra esta preciosa historia. Quizá sea lo único por lo que merece la pena vivir una vida.

Un beso fuerte...

Beatriz dijo...

Creo que no me gustaría saberlo. La vida ya es mu perra como para ser realmente consciente de ello.
Y luego nos preocupamos por la talla del bikini.
Un saludo.

Vane dijo...

A pesar que esta historia tuvo un final triste es maravillosa, creo que los padres del niño hicieron lo correcto, fue como cumplir su última voluntad.
Gracias por compartirla, de estas cosas se aprenden, son un ejemplo.

Un abrazo!

PD. ya estoy de vuelta en el mundo de las letras

Inuit dijo...

Una historia conmovedora y trágica por la desaparición de una vida a tan temprana edad.Todas las muertes son injustas, pero las de a contra natura más.
Inuits

ALAS DE MI LIBERTAD dijo...

chapo,por esos padres que hicieron feliz a su hijo,
besos

geminisdespechada dijo...

buf, me he emocionado mucho.. gracias!

Maria Durga dijo...

Los niños siempre dándonos lecciones magistrales...

Bella historia.

La Doctora Elisabeth Kübler-Ross en sus libros "Los niños y la muerte" o "La muerte un amanecer", habla de estos temas. Recomiendo su lectura.

Abrazos desde el alma

Annabelle dijo...

Que detalle de parte de la niña y sus papis hacer feliz a este pequeñito!.
Sabes amiga la vida es dificil, hace 15 dias murio el padre de una amiga que el era joven y de repente llendo a un concierto de jazz se desmayo y fallecio.
El no tenia nada, siempre fue muy sano la mujer esta muy mal no puede entender.
La muerte a veces no avisa.
La verdad que me dejo muy mal!.

Un beso

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails