martes, julio 01, 2008

¿Infancia maleducada?

Hacía bastante tiempo que no veía un anuncio que aparte de ser realmente divertido, me servirá como introducción para hablar del tema que tengo en mente enlazándolo con algo de lo que fui testigo el otro día.



Echando la vista hacia atrás ¿Quién no ha presenciado alguna vez una escena similar en algún supermercado? ¿Quién no ha pensado alguna vez que los niños de ahora son todos unos maleducados? Sin embargo ¿Es justo echarle siempre la culpa a los críos?

Francamente no, no lo creo. Su único delito es el de aprovecharse (y muy bien, por cierto) de las armas que nosotros mismo les ponemos en bandeja, ni más ni menos.

Como adelantaba al comienzo, hace unos días fuimos al centro comercial a comprar un par de cosillas. Mientras esperábamos en la cola (que era inmensa) se acercarba una niña de unos tres o cuatro años de edad cogida de la mano de su madre.

En cuanto observó las chucherías y caramelos que siempre suelen estar ubicados en la línea de cajas, la niña se soltó corriendo y se dirigió a por un paquetito de chicles para pedírselos a su madre, no sin cierta insistencia.


Estaba visto que la señora no quería aguantar ese temido berrinche en el que estaba a punto de caer la pequeña y como tampoco tenía ganas de pagar dos euros por una caja de gomas de mascar, se le ocurrió que la mejor forma de hacerle callar era rasgando el envoltorio para coger un par de grageas y tirar la caja de nuevo, sin percatarse de que, además de varios clientes que se había quedado mudos ante tal falta de vergüenza, había un reponedor viendo la escena:

Reponedor: Oiga, señora, eso no estaba así ¿Verdad?
Clienta: Sí, si estaba así.
Reponedor (sorprendido): ¿Cómo?¿Pero estaba roto?
Clienta: Si. Es que lo llevaba la niña en el bolsillo.

Y dejando al empleado con la boca abierta (ya todos los presentes), aquella mujer cogió de nuevo la mano de su hija (que ya se las había apañado para enganchar otra caja de chicles) y se fue dándole la espalda, sin darle siquiera tiempo a hacerle réplica alguna.

Y muchos pensareis ¿Qué más da, si sólo era un caja de chicles de escaso valor? Pues diré que estoy totalmente convencida de que gestos como este son los que le salen caros a muchos padres de hoy en día.

Y es que estamos acostumbrados a enseñar a nuestros pequeños que no hay que hacer ciertas cosas, pero en realidad no les enseñamos a no hacerlas. De nada sirve el cachete bien dado que muchos defienden a capa y espada si luego no somos capaces de dar ejemplo a nuestros propios hijos ni en los gestos más sencillos, cotidianos y mundanos.

Yo no puedo dejar de preguntarme qué pasaría con la otra cajita que llevaba la renacuaja en la mano o que sucederá la próxima vez que se le antoje algoy su madre no se lo quiera comprar. Porque si algo está claro a estas alturas es que los niños tontos no son y de algo tan pequeño como esta anécdota que cuento pueden aprender una gran lección: con un poco de insistencia, mamá le dará todo lo que pide y no siempre lo hará de la mejor manera.

Tenía un profesor en el instituto que muchas veces nos decía que viendo a algunos de sus alumnos ya sabía como eran sus padres. En aquel momento esa frase me sonaba casi como un insulto, pero con el tiempo me dado cuenta de que el señor Carratalá (que así se apellidaba) no andaba tan desencaminado.

Claro que (siguiendo con los anuncios de condones xD) siempre pueden surgir malos entendidos y "pequeños" fallos en la comunicación entre padres e hijos...


"Mi mamá me dió permiso"

26 comentarios:

Sheila dijo...

Por eso y muchas cosas mas a mi no me gustan los niños

escorpiona dijo...

Tan importante como la palabra, es el ejemplo de los padres para sus hijos...
Saludos
Chau

Mar dijo...

Hola!!

Me encantaron tus blogs, sobre todo este y el de los niños... están geniales.

Veo que tenemos bastante en común, espero seguir leyendo tus entradas y tus comentarios en mi blog... eres bienvenida!!

Te dejo un beso muuuuuuuuack

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Los niños no tienen la culpa si reciben una educación deficiente o incorrecta. La responsabilidad de educar recae en los padres. Ellos deben ser un ejemplo a seguir. Un beso.

anselmo dijo...

Eso que comentas lo he visto decenas de veces y se me llevan los demonios. Y los niños deben aprender poco a poco que no por liartela van a conseguir lo que quieren, porque si cedes al chantaje, ya perdistes.

Laura dijo...

Completamente de acuerdo. La base de la educación es la familia, y así nos encontramos luego en los colegios lo que nos encontamos. Saludos.

Verbo... dijo...

Los niños tantean, y van evaluando hasta donde pueden llegar con los padres, son muy buenos actores, manipuladores, aunque a vces hay que saber discernir, quizas son señales de otra cosa, quizas algún deficit de atención.

Algo asi,

Un beso ♥

M.

Mamen dijo...

Pena que no puedo ver los vídeos porque estoy en la oficina, pero me has dejado alucinada con lo que me cuentas. Es increíble lo de algunos padres. ¡Vaya educación le dan a la niña! Ella pensará que se puede hacer eso siempre que a uno le venga en gana y encima que mentir está bien.

Yo he oído a algunos padres decir que para educarles ya está el colegio. Alucinante.

También he visto padres que tratan a sus hijos fatal y como si fuesen tontos. Y de eso nada, los niños son muy listos y además no se merecen ese trato.

En fin...

Mr Blogger dijo...

Los padres son el principal elemento educador, mientras que los maestros son el principal elemento didáctico. Los padres tienden a delegar con mucha ligereza en los maestros, cuando esa no es su función. Tengo una prima maestra de primaria que tiene un chiquillo que en clase es de lo mejorcito que hay. Luego la madre viene al cole quejándose de que no puede aguantar al niño en la casa, que es insufrible. El problema de dejar que el niño haga lo que quiera es que en cada sitio se comporta como cree que tiene que comportarse: en su casa como siempre ha hecho, en el cole, donde hay una cierta disciplina y todo eso, se porta como el mejor de los niños. Normalmente, los niños no merecen a sus padres.

Marinera de parajes soñados dijo...

Vaya con la señora.. que poca verguenza!

Arcángel Mirón dijo...

Uno es lo que aprende. Así de sencillo.

alberto dijo...

Me ha encantado lo de meter el gato en la lavadora, jajajaja, pobre gato.

Hay un refrán que dice: de tal palo, tal astilla.

Un abrazo,

Las lentejas dijo...

Si, vale, ok, estoy contigo, peeeeeeero, también tengo un QUE.
Tengo dos hijos, que han salido del mismo sitio.
El mayor, es un solete, es bueno, tolerante, "se deja" educar y obediente, jamás me ha montado una pataleta y cuando quería que le comprara algo, me decía: mamá, un día me gustaría tener esto...
La mayor, tiene un año, vale, no habla pero tiene unas pelotas que se las pisa.
El genio que tiene la de un año, no tiene nada que ver.
No llora, grita!!!
Cuando quiere algo, pone el dedillo índice to tieso, berrreando.
Si le riño, y le digo que así no se piden las cosas, llora de rabia.
Los dos tienen la misma educación, les mimo igual a los dos, pero no tienen nada que ver uno con el otro.
La pequeña me montará pataletas en cualquier sitio, estoy convencida, pero yo tengo más cojones que ella.
Ya se está dando cuenta...

Besos, niña.
YolaIDA

Las lentejas another one dijo...

***Fe de erratas***
El mayor tiene 6, la pequeña tiene un año.

Ayshane dijo...

Está claro que muchas veces los niños son reflejos de los padres, si nosotros educaramos mejor a nuestros menores estas cosas no pasarían...

besitos

AdR dijo...

Vaya ejemplo la mamá de los chicles...

Y muy bueno el último anuncio :)

Besos

Cloe dijo...

Lo peor de todo esque luego los padres se quejan de sus hijos adolescentes, como si ellos no tuvieran nada que ver en su educación, que vale, habrá chavales/as que serán conflictivos por que sí, pero otros lo vienen mamando desde la cuna".
Muy bueno el posteo. (Casi que valía para Esos locos Bajitos eh? jaja).

Yo ando con poco tiempo ultimamente, por eso no puedo escribir mucho.

Besos.

miminette dijo...

Jajajajaja... Me causó mucha gracia el término «renacuaja». La próxima vez que vea a una chiquilla caprichosa le trataré de igual manera :P


Que estés muy bien.-


Chau

Anónimo dijo...

Un niño no razona como un adulto. No quiere decir ésto que no razone, sino que es un error intentar imponer los criterios adultos porque no son criterios adecuados para los niños. Pero a nadie se le enseña a ser padre o madre, sino que la experiencia en tu propia educación es la que te va dictando si algo está bien o está mal. Yo parto de la premisa de que no existe la "educación perfecta". Es simplemente una quimera porque... ¿acaso pretendemos criar a seres perfectos? Pero sí tenemos pilares que consideramos fundamentales e irrenunciables en su educación, pilares de moralidad, comportamiento y hábitos. Esos pilares pueden sufrir ligeras modificaciones de una persona a otra, porque no todos somos iguales, pero en nuestra sociedad actual occidental son muy parecidos unos a otros.
Ahora bien, en las primeras fases de la crianza del niño, en las que el poder del razonamiento no existe, tienes que echar mano a tres únicas herramientas: el ejemplo, la imposición y el premio-castigo.

sonia7386 dijo...

Me parece increible cada vez que veo a alguien hacer algo como lo que hizo la señora esa en el supermercado.

Tienes razón en lo que comentas de tu profesor. Yo los alumnos que he tenido, solo con verlos se sabe como son sus padres, no falla, si el niño es como se suele decir un "viva la virgen" los padres tambien lo son, y por el contrario si los niños son de padres responsables y preocupados por sus hijos, los niños tambien tienden a ser educados, solo se da el caso de que el niño salga rebelde cuando aparecen otras factores como la separacion de los padres, maltrato etc.

Yo el año pasado tuve un alumno de 4 años, ejemplar en su clase y de lo mejorcito, pero al llegar a casa su madre ya no podia con el. Desde pequeño le habia dejado hacer lo que queria, y ahora no cambiaba, la diferencia es que primero estaban casados y ahora los padres se habian divorciado. Pues la madre llegaba al colegio y me decia que el niño se habia tirado el plato de sopa por la cabeza y situaciones similares, pue slo unico que buscaba era enfadar a la madre, y sabia que haciendo esas cosas a la minima su madre le gritaba y lograba lo que el queria, que la madre le cambiase la comida o lo que fuera, lo conseguia, hasta que despues de hablar con profesores, y psicologos del centro, la madre empezo a plantarle cara, a que si te tiras la sopa, te cambias tu de ropa y yo no te ayudo y a que te comes otro plato de sopa, y poco a poco el niño cambio.

Afortunadamente esta madre quiso tomar remedio, pero hay otros que no lo hacen y que les da igual, y luego se quejan de que sus hijos sean unos sin verguenzas...

Perdona por lo largo del comentario, pero es que este tema se las trae.

Un besito

geminisdespechada dijo...

el primer anuncio lo conocía, pero el segundo no, es genial!

sobre los niños.. por qué los niños extranjeros son siempre tan educaditos? tendríamos que pensárnoslo...

Inuit dijo...

Totalmente de acuerdo .Me ha encantado.¡qué pena que este texto no se distribuyera para crear conciencias.
Estamos en la sociedad de dejar hacer,no intervenir y encima reforzamos actitudes incorrectas para no reconocer nuestras propias dificultades,debilidades e incapacidades.
Inuit

Luna Carmesi dijo...

Solemos ser en gran medida lo que hemos recibido.
Y si bien es cierto que nadie nos enseña a ser padres... Hoy en dia... Hay algo que parece desbordar a las personas priorizando lo superfluo y vagando en lo importante...

En fin...

Un abrazo!

esther220 dijo...

hoola!!
gracias por pasarte por mi blog jejeje
si es que los niños van a su bola, hacen lo que quieren, son unos egocentricos jajaja

no te preocupes, aunque nos hagan la vida imposible vamos a aguantar pa no enviarlos jajaja

un beso
=)

Sombras en el corazón dijo...

Veo cada cosa también... algunos padres son unos completos irresponsables. Un niño que está escuchando todo el tiempo "ay, no se que hacer con él" ya sabe que es el rey.
O "te va a reñir la dependienta, o el guardia, o quién sea". Hala. Y el monstruo de las galletas también. Esa parte le corresponde a los padres, no a los demás.

Un abrazo

Diego dijo...

Haces un excelente trabajo educativo e instructivo en tus blogs. Hay mucho tiempo invertido en ellos y los resultados están a la vista. Gracias por tus palabras en mi blog y ha sido un gusto descubrir tu trabajo. Y por supuesto que tienes las puertas abiertas para que entres cuando quieras: sería insólito cerrárselas a gente tan apasionada con lo que hace como tú. También dejaré una puerta para que otros entren a conocerte. Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails