lunes, mayo 26, 2008

Navegando entre dudas

Hoy me veo navegando en un enorme mar de dudas.

Y me sorprendo a mi misma deseando por un lado saber algunas verdades que sé que jamás podrán salir a la luz, mientras que por otro me gustaría no saber algunas cosas que sé y que no hacen más que atormentarme cada día un poquito más.


Siento que mi barquito quedó encallado allá en algún mal puerto del que me es imposible salir, desde donde no puedo evitar peguntarme constantemente y desde hace ya demasiado tiempo qué rumbo es el que debería tomar de una maldita vez.

Empiezo a impacientarme, por lo que aunque todavía no sé muy bien cómo lo haré, creo que por fin ha llegado el momento de volver ponerlo en marcha.


Tal vez sea hora de improvisar.


Feliz semana a todos.

10 comentarios:

Marinera de parajes soñados dijo...

Ya somos dos....

Mi barco va navegando sin rumbo desde hace tiempo....

Mamen dijo...

El mio parecía que iba a salir dos veces a la mar por sí solo, pero no, falsas alarmas. Ahí sigue encallado, y ahora por más que le empujo no sale. Me empiezo a desesperar.

Así que, no te preocupes. Todos tenemos un barquito.

Mr Blogger dijo...

Lo malo de tener un barquito esperando a salir en un puerto y no dejarlo zarpar nunca, es que en el mismo puerto ocurren muchas cosas, la marea sube, baja, hay tormentas, marejadas, el viento sopla y arrecia... el barquito puede sufrir desperfectos incluso en puerto.

También hay que tener en cuenta que no se puede dejar marchar el barquito cuando uno quiere, pero tampoco se debería dejar amarrado hasta el infinito. Eso si, el mar es grande, muy grande; es mejor saber a donde vas a ir o qué quieres hacer antes de hacerlo. También se puede ir a la aventura, pero con resultados inciertos. Todo depende de ti y de lo que realmente quieras.

Eso si, un consejo te doy. Aclara esas dudas antes de hacer nada, a costa de lo que sea, mejor tener las cosas claras aunque duelan. A veces la niebla no deja ver que realmente estás donde quieres estar o justo al contrario, que ya deberías haber zarpado hace tiempo...

LEO MARES dijo...

que las olas decidan, muchas veces es lo mejor.
Un abrazo!

Cloe dijo...

Improvisar, sin duda es lo mejor.

Lau dijo...

... olvidar, y empezar de coer?

Eso jamás se puede...
lo mejor es lo que se dice por aqui: improvisar.

La verad es la mayor rustración ... al igul que l amentira.. no es paradójico?

saludos

Cañete dijo...

"Empiezo a impacientarme, por lo que aunque todavía no sé muy bien cómo lo haré, creo que por fin ha llegado el momento de volver ponerlo en marcha."

Ahí está la clave de todo, ponerlo en marcha, después llegado el momento se improvisará y seguro tod andará bien.
Dicen que "Cuando el carro anda los melones se acomodan"

Saludos.

lola dijo...

Para mi un barco es símbolo de libertad, asi que tenerlo encallado es una contradicción, lo ideal, es tenerlo navegando constantemente, a donde el viento y la corriente lo lleve.

Ya suelta las amarras e improvisa, suerte en tu empresa.

Gracias por tu comentario, espero tus visitas.

JuAntonio dijo...

Paciencia e improvisación. Dos cualidades que toda persona que trabaja con niños y niñas debe tener siempre. No dudo, sin conocerte, que tú las poseas, al menos en tu vida profesional.

¿Qué pasa con la personal? somos más "débiles", verdad? nos impacientamos con facilidad, no sabemos esperar o encontrar el momento adecuado. La vida (personal, en pareja, familiar) no se puede programar. Improvisar con niños es bueno aunque necesitamos de una planificación de lo que queremos conseguir. Y así, dar sentido a esas improvisaciones que nos sacan de un apuro concreto más de un día. En la vida diaria puede resultar útil, pero según veo tu barco no estoy seguro que improvisar sea lo más efectivo, si acaso, con pocos medios, lo más eficiente pero ello no te garantiza el resultado deseado.

Podría seguir con la metáfora del barquito que está encallado pero que dices que navega entre un mar de dudas... paradójico, ¿verdad?... pero prefiero animarte a seguir esperando... a que seas paciente como cuando Luis llora porque su mamá se fue y aún te quedan 5 horas con él...


Querría saber qué es lo que te ocurre, saber qué cosas son esas que no saldrán a la luz, qué cosas no te gustaría saber, qué te atormenta... tengo una leve idea, pero quiero equivocarme (aunque le soy 'fiel' a mi idea)


Dime cómo puedo ayudarte (quiero darle funcionalidad a mis teorías psicopedagógicas, las tengo olvidadas, como a ti...)



Abrazos a pie de acera esperando el cambio a color del semáforo...


Un abrazo pues..

Sheila dijo...

dudas??? no ere la unica tomo el mundo duda yo soy la chica de la mil y un preguntas, soy miedosa 100%, pero tambien tengo el coraje de enfrentarme a esas cosas que me atormentan.

Yo ya saque mi barquito espero que aguente las tormentas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails